El futuro del sistema financiero mundial: todo lo que debe saber sobre las criptomonedas nacionales
ITAR-TASS / Aleksey Nikolsky
Página principal Análisis, Sanciones, Criptomonedas, Regulación de las criptomonedas

Ahora que la fiebre de las criptomonedas se está extendiendo por todo el mundo, unos cuantos países están barajando la posibilidad de emitir sus propias monedas virtuales basadas en blockchain. Los partidarios de las criptomonedas nacionales creen que si el movimiento se afianza, lo que de ninguna manera está garantizado, el sistema financiero internacional cambiará de manera permanente e irrevocable. Esto es lo que necesita saber sobre las criptomonedas nacionales.

¿Quién está impulsando la idea?

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha lanzado el Petro, cada unidad de la cual estaría respaldada por un barril de petróleo. Según Maduro, el país recibió 5.000 millones de dólares en ofertas de compra durante la primera semana de pre-venta, que tuvo lugar en febrero.

Este afirma que la criptomoneda tendrá un "gran impacto" en cómo Venezuela accede a las divisas extranjeras y obtiene bienes y servicios de todo el mundo - una referencia a la escasez de dólares de la nación como resultado de las sanciones impuestas por EE. UU. El éxito no está asegurado de ninguna manera.

No existe ningún mecanismo para cambiar esta criptomoneda por crudo u otros activos duros. El parlamento de Venezuela, controlado por la oposición, ha declarado ilegal la propuesta de el Petro. Y el presidente Donald Trump ha firmado una orden que bloquea las transacciones estadounidenses en moneda digital, monedas digitales o tokens digitales emitidos por Venezuela.

¿Qué otros países están considerando las criptomonedas?

El futuro del sistema financiero mundial: todo lo que debe saber sobre las criptomonedas nacionales
AP Photo/Mark Schiefelbein

El banco central de Rusia planea hablar con países como Brasil, China, India y las cinco exrepúblicas soviéticas sobre la creación de una criptomoneda por parte de una serie de países que representan el 40% de la población mundial.

El vicegobernador del Banco Popular de China, Fan Yifei, ha escrito un artículo sobre la posibilidad de una moneda digital emitida con instituciones comerciales chinas.

En Suecia, donde el uso del efectivo está desapareciendo, el banco central está analizando la emisión de su propia moneda digital, la E-krona, por temor a que el uso generalizado de otras monedas virtuales controladas por actores privados pueda afectar negativamente a la competitividad en el país.

¿No son las criptomonedas no gubernamentales por definición?

Hasta ahora, sí. El bitcoin (Bitcoin) y sus muchos competidores e imitadores se han desarrollado independientemente de las autoridades centrales, y de forma intencionada. Sin embargo, la tecnología blockchain que impulsa las criptomonedas no excluye la centralización. En teoría, un gobierno podría tener un mayor control de una moneda virtual que de una de papel, ya que sería capaz de mantener un control de todas las transacciones registradas en el libro mayor del blockchain.

¿En qué beneficiaría a los gobiernos la emisión de una criptomoneda?

La regulación de la oferta de dinero a través de cambios en los tipos de interés - es decir, la política monetaria - sería mucho más directa, por lo que sería más eficaz y rentable. Los gobiernos podrían tomar medidas enérgicas contra la evasión fiscal, ya que las transacciones serían rastreables.

Además, por la misma razón por la que el bitcoin es tan popular entre la gente que pretende eludir el control gubernamental de la moneda, lanzar una moneda digital puede parecer atractivo para cualquier gobierno al que no le guste cómo está siendo tratado por el sistema financiero global. Eso incluye a los gobiernos que se enfrentan a sanciones internacionales.

¿Cómo podrían las criptomonedas ser utilizadas para evitar sanciones?

El futuro del sistema financiero mundial: todo lo que debe saber sobre las criptomonedas nacionales

EE. UU. intenta imponer sanciones bloqueando a los bancos y compañías que hacen negocios con el país objetivo del sistema financiero estadounidense. Los infractores son localizados a través de sus transacciones en el sistema bancario internacional. Sin embargo, si un gobierno tuviera su propia moneda digital, sus transacciones podrían no ser detectables por las autoridades estadounidenses. El bitcoin también puede ofrecer una vía para eludir las sanciones, pero los gobiernos tendrían problemas en conseguir un número suficiente de ellos para ser significativo. Además, tal y como hemos visto, el valor del bitcoin es volátil.

¿Qué significaría esto para el sistema monetario internacional?

El sistema financiero mundial dominado por Occidente se basa en una serie de reglas, normas e instituciones acordadas internacionalmente que permiten a los países comerciar e invertir entre sí. Estados Unidos ejerce cierto grado de control sobre el sistema debido al dominio del dólar y el sistema bancario estadounidense. Si un número suficiente de países establecieran sus propias monedas digitales, estos operarían fuera del marco existente, socavando la influencia de bancos centrales mundiales tradicionales como la Reserva Federal y el Banco Central Europeo.

¿Qué significaría esto para los bancos?

En el caso de las criptomonedas nacionales, la tecnología blockchain reemplazaría al proceso de compensación que ahora utilizan los bancos comerciales, afectando negativamente a su flujo de ingresos. Es probable que los bancos mantengan su papel de emisores de hipotecas y otras formas de crédito.

Preparado por José Rodríguez

Fuente: Washington Post

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis