Por qué Suiza quiere convertirse en un paraíso para las criptomonedas
Johannes Hofmann/Unsplash
Página principal Análisis, Criptomonedas, Regulación de las criptomonedas

Le contamos cómo Suiza quiere convertirse en el líder del mundo de las criptomonedas.

Mar Bernegger es uno de los asesores del ministro de Economía de Suiza en bitcoins y monedas digitales. Este describe su tierra natal como el lugar más adecuado del mundo para el negocio de las criptomonedas.

La descentralización hace que las criptomonedas sean un producto financiero único. Del mismo modo, los ciudadanos suizos se benefician de los principios descentralizados de su sistema tributario. Por ejemplo, los residentes de las cercanías de Zúrich pagan solo una pequeña parte del alto impuesto municipal, pero disfrutan de un acceso comparable a la capital suiza. Bernegger dice:

“Tenemos un sistema federal único, en el que los cantones y los municipios compiten entre sí. Esto es muy útil para una gestión efectiva y transparente. Además, nuestro sistema democrático directo otorga a los ciudadanos una autoridad considerable, por lo que la influencia de los políticos y los partidos es mucho menor que en la mayoría de los demás países democráticos”.

La población de Suiza parece tener un gran interés en las monedas digitales. Las actuales leyes suizas permiten su negociación sin ningún tipo de problema. Algunos estados consideran que las monedas digitales son ilegales, pero en Suiza son tratadas muy bien. Bernegger dice:

“Liechtenstein, Gibraltar y Malta han hecho un gran trabajo, pero son inferiores a Suiza en lo que respecta a la regulación de proyectos blockchain. Nuestro país es el líder de mercado, tal y como lo demuestra el dinero recaudado a través de ICOs”.

El año pasado, las startups recaudaron un total de 4.000 millones de dólares a través de ICOs. La proporción de proyectos suizos ascendió al 14%, o alrededor de 550 millones. Muchos países están intentando quedarse con un pedazo de este pastel, pero Suiza podría quedarse con el trozo más grande.

Bernegger asesora a la compañía suiza SwissRealCoin, que intenta vincular el valor de su criptomoneda SRC con los precios inmobiliarios del país. Puesto que el precio de los bienes inmuebles debería subir, el valor de los tokens también crecerá. Cada token representa una cierta proporción de los edificios comerciales propiedad de la empresa.

A pesar de las condiciones favorables, la industria suiza de las criptomonedas sufre un importante problema: la escasez de personal cualificado. Bernegger dice:

“Suiza es un país muy caro. Las empresas jóvenes tienen problemas para encontrar especialistas, ya que están obligadas a competir con jugadores grandes y ricos como los bancos. Por ejemplo, la segunda oficina más grande de Google se encuentra en Zúrich”.

En enero, el ministro de Economía del país dijo que quiere dejar de oír hablar del “Cripto Valle de Zug” (parecido al Silicon Valley de EE. UU.) y empezar a oír sobre “Suiza, el criptopaís”.

A pesar de que las empresas jóvenes y las startups no lo tienen fácil para pagar un salario competitivo, el gobierno está decidido a convertir al país en un paraíso para las criptomonedas. Quizás es simplemente consciente del hecho de que el blockchain ha llegado para quedarse.

Preparado por José Rodríguez

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis