Vitalik Buterin: el genio de 24 años que ha cambiado el mundo del blockchain
Página principal Análisis, Historias de éxito, Blockchain

Historia de éxito del personaje más famoso del mundo del blockchain y las criptomonedas por detrás de Satoshi Nakamoto.

Vitalik Buterin es un joven de 24 años que, a primera vista, no da la impresión de ser precisamente un intelectual. Es más bien el tipo de chaval que imaginarías sentado en la fila de atrás en clase y que, durante los recreos, se dedica a quitar el dinero del almuerzo a los otros niños. A quienquiera que se le ocurriese la expresión “las apariencias engañan” debió haber tenido en mente a Vitalik. Entonces, ¿quién es en realidad Vitalik Buterin? Un genio con una capacidad increíble para distanciarse de sí mismo y con una de las mentes más brillantes de su generación. Tras Satoshi Nakamoto, es el pionero más famoso del blockchain y de las criptomonedas, y el creador más influyente del mayor logro de la década pasada: el ethereum.

Vitalik nació en Moscú, aunque emigró con su familia a Toronto, Canadá. Una vez allí, sus profesores lo pusieron en tercer grado al considerarle un estudiante con un talento excepcional. En el colegio resultó ser un superdotado en muchas asignaturas: matemáticas, programación y economía. Como más adelante recordó, era capaz de sumar números de tres cifras en su cabeza el doble de rápido que cualquier otro. No es de extrañar que Vitalik Buterin esté a la cabeza de un proyecto que pretende revolucionar el mundo, y lo único que podría desviar nuestra atención de sus logros es su estilo informal y relajado.

Capítulo 1: Lo que hoy nos preocupa, visto con la perspectiva que da el paso el tiempo, puede ser lo mejor que nos ha sucedido jamás

Entre los años 2007 y 2010, Vitalik era un auténtico fan de World of Warcraft. El juego lo había cautivado hasta el día en que Blizzard decidió suprimir el elemento para infligir daño de su hechicero preferido en Siphon Life. Vitalik había invertido muchísimo tiempo y energía en este juego hasta ese momento y, según admite claramente, lloró lo indecible hasta que cayó rendido de sueño. Ese día se dio cuenta de la magnitud de la amenaza que suponen los servicios centralizados, y esta idea se convirtió en el punto de partida de su trayectoria futura.

Al abandonar ese juego, sintió la necesidad de encontrar una nueva obsesión.

Con tan solo 17 años, su padre le habló del bitcoin. En un primer momento, no estaba muy entusiasmado con el tema, pero todo cambió al segundo intento. Quizá influyó su deseo interno por liberarse de las garras de los reglamentos públicos y de la centralización de los servicios, pero lo cierto es que este proyecto le ayudó a ver la luz al final del túnel.

Capítulo 2: Para poder alcanzar tus objetivos, se necesita ambición. Casi nunca es suficiente con estar dotado de talento

Vitalik tenía ambas cosas. Sin embargo, carecía de algo: el capital adecuado. Ganó sus primeros bitcoins escribiendo artículos que, en un momento dado, atrajeron la atención de Mihai Alisie, con el que posteriormente fundó la publicación Bitcoin Magazine. Dos años más tarde, participó en la primera conferencia dedicada al bitcoin, que le reafirmó en su idea de que merecía la pena arriesgarse por lo que estaba haciendo.

“Ese fue el momento en el que todo se materializó para mí realmente. Aquello me convenció de la realidad de todo este asunto y de que el riesgo merecía la pena, así que me lancé a por ello”.

Además, también trabajó como asistente de investigación para Ian Goldberg. Y, por si esto no fuese bastante, comenzó a estudiar en la Universidad de Waterloo, donde, llegado el momento, participó en cinco cursos avanzados.

Capítulo 3: Después de terminar los estudios, tienes las mismas probabilidades de acabar trabajando en un KFC que antes

En 2013, resultó que sus proyectos requerían más de 30 horas semanales, casi como una jornada completa, por lo que dejó los estudios. Esta decisión se precipitó gracias a que ganó uno de los certámenes más prestigiosos: The Peter Thiel Fellowship. Ganó el primer premio, 100.000 dólares, por el desarrollo de los proyectos innovadores a los que se dedicaba en aquel momento.

A menudo pensamos que lo que aprendemos en la escuela no encuentra aplicación en la vida real y, en multitud de ocasiones, así es. A fin de cuentas, hay ciertos ámbitos que se transforman a tal velocidad que el conocimiento adquirido cuando acabas los estudios está ya obsoleto. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que si no se tiene una perspectiva clara y un plan de acción sobre lo que se va a hacer, después de abandonar los estudios no se supone que vayas necesariamente a convertirte en el próximo Buterin, Zuckerberg, Gates, Ellison o Jobs. Todos estos personajes tenían ya una idea nítida y definida para sí mismos y, simplemente, no necesitaban tener una titulación para alcanzarla.

Capítulo 4: Si quieres revolucionar el mundo, primero familiarízate con él

Después de dejar la universidad, Vitalik emprendió un viaje por todo el mundo en el que desarrolló sus conocimientos sobre proyectos relacionados con la tecnología blockchain. El momento clave del viaje fue cuando visitó Israel y observó el importante papel que dicha tecnología tiene para los científicos y el impacto global que puede tener en un futuro no muy lejano.

Capítulo 5: A medida que la confianza en las instituciones comienza a deteriorarse, la confianza de las personas se traslada a las leyes de las matemáticas, de la criptografía y de la descentralización

Nada más regresar, Vitalik creó el ethereum, una plataforma basada en la tecnología blockchain para hacer contratos inteligentes y crear aplicaciones, utilizando una red descentralizada entre iguales (P2P). Esta plataforma no solo permite invertir, sino también realizar apuestas o incluso apoyar proyectos mediante crowdfunding. Como consecuencia, iniciativas tales como Hyperledger - al que están vinculadas más de 100 de las instituciones financieras más importantes del mundo y que se ha marcado como objetivo crear un sistema global de acuerdos monetarios - se pueden construir sobre dicha plataforma.

La Cuarta Revolución Industrial, como la denomina Buterin, es la oportunidad de hacer cosas que ya eran posibles anteriormente, pero con un coste menor y mucho más rápidamente. Por ejemplo, si quieres convertir tu casa en un pequeño hotel, tienes Airbnb a tu disposición. ¿Te interesa producir para la televisión o publicar un libro? Crea tu canal de YouTube, publica un blog o edita el libro tú mismo. Ocurre lo mismo con los blockchains, ya que es un mercado mucho más accesible que te permite dirigir un negocio rentable.

Capítulo 6: Supón un impacto en la vida de millones de personas

No mucha gente sabe que Vitalik Buterin es además un hombre con un corazón inmenso, que aporta una enorme ayuda financiera a fundaciones como la SENS Research Foundation, que también cuenta con el apoyo del Pineapple Fund.

“… Me satisface lo afortunado que soy al tener la oportunidad de apoyar personalmente los esfuerzos de SENS. Su preocupación por lograr soluciones para enfermedades relacionadas con el envejecimiento, uno de los problemas más grandes a los que hace frente la humanidad, coincide en gran medida con mi objetivo de mejorar la vida de millones de personas en todo el planeta”.

Los negocios tienen que ver fundamentalmente con las personas y, observando los movimientos de Vitalik Buterin, no cabe duda de que el ethereum es solo el principio de su carrera hacia la gloria. Aunque se trata de un proyecto revolucionario que supera todos los otros proyectos basados en la tecnología blockchain, Vitalik no se duerme en los laureles y trabaja constantemente en su continuo perfeccionamiento.

Preparado por José Rodríguez

Fuente: Robbie Coach

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis