Bitcoin, ethereum, litecoin, XRP… ¿mejor invertir en una sola criptomoneda o hacernos con una cartera variada?
Página principal Análisis, Criptomonedas

Ya sea nuestra intención la de crear una cartera de inversión con la esperanza de que las criptomonedas se disparen en el futuro, como si queremos utilizar nuestras criptomonedas revalorizadas para pagar productos y servicios, cada vez más profesionales y servicios aceptan pagos en criptomonedas, desde tiendas online hasta pequeños autónomos del barrio en el que vivimos. Por esta razón, debemos decidir si vamos a centrarnos en una sola criptomoneda o si vamos a diversificar nuestros criptoactivos, por lo que pudiera pasar en el futuro.

No podemos decidir por ustedes, pero sí podemos presentarles de forma resumida cómo se han comportado estos últimos meses algunas de las criptomonedas más capitalizadas del mercado, para elegir si quieren invertir en criptomonedas vía trading, donde nunca llegaremos a ser dueños de ellas ya que no las estamos comprando sino negociando con sus precios, comprarlas con su banco si ofrece la opción, o a través de algún intercambio de criptomonedas de confianza. Comprar criptomonedas no tiene nada que ver con hacer trading con ellas, por lo que labor del trader será considerar los riesgos de cada opción. En el caso del trading online, los riesgos de grandes pérdidas de capital son muy considerables debido al apalancamiento que se utiliza, que es crédito “prestado” por el broker y que, a la vez que incrementará la suma de nuestro capital para invertir, también multiplicará beneficios y pérdidas. ¿Es posible llegar a endeudarse haciendo trading? Sí, por lo que para no correr al menos ese riesgo se deberá escoger un broker que impida que las cuentas de sus clientes lleguen a saldos negativos, lo que viene especificado en sus condiciones en la plataforma del broker.

Bitcoin

En apenas tres meses el bitcoin ha pasado de tener un valor superior a los 10.000 dólares a perder casi la mitad de su cotización para de nuevo acercarse rápidamente a sus mejores cotizaciones del 2020, y todo esto con su tercer halving ocurrido el 11 de mayo - que ha supuesto que buena parte de los mineros de criptomonedas menos eficientes se vean obligados a abandonar el mercado además de reducir el flujo de nuevos bitcoins a la mitad. Esto ha dado como resultado una primera mitad de año de locura que pocos - más bien nadie - podría haber previsto hace apenas cuatro meses.

Ethereum

Con una gráfica casi calcada a la del bitcoin, como parece ocurrir con muchas criptomonedas, todo acontecimiento que afecte al bitcoin en su cotización se replica de forma muy similar en las cotizaciones del ethereum. Quizás su influencia sea tan grande porque porcentualmente el bitcoin acumula casi la mitad de toda la capitalización del criptomercado - el ethereum ya supera holgadamente los 200 dólares en su cotización - en el momento de escribir este artículo la cotización exacta es de 243,31 dólares - cuando en marzo, y de forma muy breve, llegó a marcar valores ligeramente por debajo de los 100 dólares - provocando un cuello de botella en alguna plataforma de compraventa de criptomonedas que imposibilitó comprar ethereum durante algunas horas. Es de esperar que continúe su tendencia y acompañe al bitcoin tanto si su senda es alcista como deflacionaria.

XRP

La tercera criptomoneda con mayor capitalización del mercado aún está muy lejos de los mejores valores que ha marcado este 2020, aunque ha recuperado parte de su valor - ahora cada XRP vale algo más de 17 céntimos de dólar, cuando llegó a estar por debajo de los 15 céntimos en marzo - todavía queda mucho camino para volver a los 33 céntimos que alcanzó en sus mejores días de febrero. ¿Cuál es una de las características más atractivas de la criptomoneda de Ripple? Que ya ha demostrado su utilidad como instrumento financiero al firmar Ripple varios fructíferos acuerdos con empresas que se dedican al envío de remesas transfronterizas, como ocurre en el caso de las remesas que van de EE. UU. a México y que suponen un porcentaje nada desdeñable del PIB del gigante hispano.

Litecoin

Entre el máximo de 82 dólares alcanzado en febrero y el mínimo de 30 dólares alcanzado en marzo, el litecoin se encuentra ahora cotizando a algo más de 41 dólares, y por lo tanto, aún le queda un amplio margen de subida, aunque de momento no haya demostrado la fortaleza del bitcoin y el ethereum.

¿Unas criptomonedas para invertir y otras criptomonedas para gastar?

En el caso de que queramos comprarlas, una vez hemos analizado el estado del mercado de las criptomonedas y hemos elegido cuáles vamos a adquirir, solo nos queda decidir qué vamos a hacer con ellas, ¿dejaremos nuestros bitcoins comprados en marzo macerando uno o dos años a ver si se repiten las subidas experimentadas en anteriores halvings? ¿O aprovecharemos que algunas casi han duplicado su valor para gastarlo en las compras del día a día? La decisión no es fácil, aunque si no necesitamos el dinero de forma inmediata - y teniendo en cuenta que en la inversión nadie garantiza nada y no es imposible que el valor se desplome en un futuro - quizás deberíamos dejarlas seguir su curso, y de paso aprender un poco más sobre este mercado.

Si queremos especular con el precio de las criptomonedas sin vender nuestros activos siempre nos queda el trading con criptomonedas del que hemos hablado brevemente antes, que sin perder de vista los riesgos que el apalancamiento implica - y que debería llevarnos a elegir siempre plataformas que nos protejan del saldo negativo- nos permite operar con los precios de estos activos digitales.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar