5 señales de que tu entrevistador es un jefe demasiado exigente
Página principal Síntesis, Carrera y negocios

Gran cantidad de trabajadores toman la decisión de abandonar su trabajo con el único objetivo de "alejarse de su jefe", según un estudio llevado a cabo Gallup. Por lo tanto, parece evidente que cómo sea tu jefe tiene un gran impacto en tu felicidad en el trabajo y en la vida en general.

Por desgracia, la mayoría de los jefes demasiado exigentes son capaces de camuflar su verdadera naturaleza durante las entrevistas, haciendo imposible que seas capaz de averiguar el tipo de persona que es hasta que ya estés trabajando para él o ella. Aunque identificar a un jefe demasiado exigente puede resultar difícil, sí que hay algunas señales a las que puedes prestar atención durante tu entrevista con el fin de averiguar de qué tipo de persona se trata.

1. Llega tarde a la entrevista y no se disculpa

Las reuniones acaparan nuestro tiempo y a veces llegamos tarde a todos sitios, es algo que suele suceder con bastante frecuencia. Sin embargo, si el responsable de contratación llega tarde a tu entrevista y no siente la necesidad de disculparse por ello, esto podría ser una clara señal de alarma de que tu posible nuevo jefe espera que sus empleados se adapten a sus necesidades en todo momento.

2. Tienes la impresión de que es un micromanager

Los micromanagers suelen ser unos perfeccionistas incapaces de renunciar al control de su visión, algo que hace que sean exigentes por naturaleza. Si tu entrevistador deja entrever que está demasiado involucrado en todos los aspectos de la empresa más allá de lo que debería, esto puede ser una señal de que no es capaz de delegar e intenta inmiscuirse en todo en lo que puede.

¿Eres un micro manager?

3. El puesto para el que te están entrevistando implica muchas tareas pero no está clara tu posición general en la empresa

Una forma de ser demasiado exigente es esperar altos rendimientos de un empleado sin ser capaz de dar una imagen general de su función. Si al final de la entrevista has recibido una gran cantidad de información sobre las tareas específicas que debes realizar, pero nada sobre cómo tu puesto se relaciona con los objetivos generales de la empresa, esto podría significar que el responsable de contratación simplemente los desconoce y aún así espera que seas capaz de completar una larga lista de tareas.

6 razones por las que no le caes bien a tu jefe y cómo solucionarlo

4. Revisa su correo electrónico o mensajes de texto durante la entrevista

Aunque el hecho de hacer esto durante una entrevista denota de por sí falta de educación, el verdadero problema podría ser mucho peor. Si el responsable de contratación está dispuesto a parecer grosero para revisar su bandeja de entrada, esto podría significar que también espera (o exige) este grado de respuesta por parte de sus empleados.

5. Parece estar más orgulloso de lo que produce el equipo que de lo que logra

Si gran parte de su lenguaje con respecto al éxito del equipo gira en torno a las metas cuantitativas que se están alcanzando - y no se hace mención alguna a aspectos más cualitativos o medibles - es bastante posible que tu jefe le dé demasiada importancia a la producción. Esto es algo que puede traducirse en que tu jefe no deje de hacer demandas infundadas.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar