¿Están los fondos de cobertura preparados para la volatilidad de las criptomonedas?
Soroush Karimi/Unsplash
Página principal Finanzas, Inversión en criptomonedas, Criptomonedas

Recientemente, el multimillonario Mike Novogratz ha retrasado el lanzamiento del su fondo de cobertura de criptomonedas. Lo más probable es que tenga razones de peso para hacerlo. Le contamos si los fondos de cobertura están listos para la volatilidad del mercado.

Los gestores de los fondos de cobertura llevan años sin pegar ojo preocupados por el mal rendimiento de los activos, su débil volatilidad y reflexionando sobre si ha llegado la hora de cambiar de sector, como por ejemplo probar suerte con el bitcoin (Bitcoin).

El rendimiento del 1.000% ha recuperado su atractivo en un mercado de jugadores poco sofisticados en el que sus participantes se comportan como un rebaño. Pero ¿cuánto tiempo pasará antes de que los gestores de fondos de criptomonedas empiecen a tener sus propias pesadillas?

Conseguir un mayor rendimiento que la bolsa con un bitcoin no fue difícil en 2017, ya que la criptomoneda llegó incluso a superar los 20.000 $, pero desde entonces la cosa se ha complicado bastante. El precio del bitcoin ha caído desde alrededor de los 14.300 $ hasta los 11.900 $, lo que representa una caída del 17%, a pesar de que esta cifra se encuentre muy por encima de los 10.000 $ que parecían tan ridículos hace apenas un mes.

El arsenal de alternativas al bitcoin tampoco está pasando por un buen momento. La especulación ha hecho que Ripple caiga un 60% en 10 días y que el litecoin pierda un 35% de su valor. Un aumento del 2% en el viejo y aburrido S&P 500 no parece ser tan malo.

Mientras que los fondos de cobertura deberían estar mejor posicionados frente a la multitud minorista que domina los mercados de criptomonedas - dado que se supone que deben protegerse, después de todo - no hay muchas maneras de obtener beneficios de una venta indiscriminada de criptomonedas.

No se trata de un mercado maduro que pueda adaptarse fácilmente a la venta en corto o a los derivados. El bitcoin es la excepción, ya que cuenta con unos contratos de futuros que permiten a los traders beneficiarse de las recientes caídas.

Sin embargo, los toros están perdiendo dinero. Y la mayoría de los fondos de cobertura de criptomonedas que ha analizado Bloomberg News cotizaban más criptomonedas aparte del bitcoin. Entraron en este mercado porque estaba en auge.

Luego está la cuestión del sentimiento del cliente. El año pasado, los gestores del Altana Digital Currency Fund advirtieron a sus clientes que debían invertir solo una "fracción" de su patrimonio neto. Así que tal vez estos clientes tengan unos bolsillos lo suficientemente profundos como para ser capaces de guardar el tipo ante esta caída.

Pero, ¿en qué momento los inversores empiezan a preguntarse si la ganancia del 1.496% de su fondo el año pasado es tan buena como siempre? Si la oferta sobre la mesa es que los clientes reembolsen sus posesiones cada trimestre o cada mes, ¿cuánto tiempo pasará antes de que decidan retirarlas? Solo porque haya invertido una cantidad que puede perder no significa que quiera hacerlo.

La industria de los fondos de cobertura ha pasado unos años difíciles intentando justificar unas altas comisiones y unos débiles rendimientos. El bitcoin y las criptomonedas parecen ofrecer un escape tanto a los gestores como a los clientes: un beneficio asombroso, un mercado lleno de aficionados y muchas oportunidades de arbitraje.

Es posible que los fondos de cobertura sean capaces de tener éxito en este mar de más de 1.000 criptomonedas, pero existe la posibilidad de que el rendimiento de la oferta no justifique los riesgos asumidos, que en algunos casos incluyen el apalancamiento. Mike Novogratz, quien retrasó el mes pasado sus planes de lanzar un fondo de cobertura de criptomonedas, podría ser el que duerma mejor.

Fuente: Bloomberg

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar