10 años después: ¿qué ha pasado con Lehman Brothers y el bitcoin?
AP Photo/Mary Altaffer
Página principal Finanzas, BTC
Tema de actualidad
17 Septiembre
654 654

¿Qué ha pasado con el bitcoin 10 años después de su aparición?

¿Se acuerda de lo que sucedió hace diez años? No estoy hablando del colapso de Lehman Brothers. Me refiero al white paper del bitcoin (Bitcoin), publicado el 31 de octubre de 2008. Este describía un tipo de dinero en efectivo electrónico online de igual a igual que permitía eludir a las instituciones financieras, a las que el autor culpaba de abusar de la confianza de la gente, de crear burbujas de crédito y de cobrar unas enormes comisiones.

Irónicamente, el bitcoin y sus cientos de imitadores han demostrado al mundo que poseen las peores deficiencias del sistema financiero que pretendían reemplazar.

La confianza en las criptomonedas ha disminuido significativamente como resultado de los numerosos hackeos y estafas del mercado. De acuerdo con la firma de investigación Crypto Aware, los inversores han perdido durante los últimos siete años un total de más de 2.300 millones de dólares. Las comisiones increíblemente altas y volátiles han golpeado a los empresarios, quienes consideraban a las criptomonedas como una alternativa fiable al excesivo apetito de los bancos. Y, por último, hemos sido testigos de una enorme burbuja: el desplome del mercado de más del 80% es mayor que el sufrido por las puntocom.

Por supuesto, existen diferencias obvias en términos de tamaño y riesgo. Las criptomonedas no tienen una importancia sistémica - su capitalización total de mercado ha pasado desde los 800.000 millones hasta los 200.000 millones de dólares sin desencadenar una crisis económica o requerir la intervención de los bancos centrales. Sin embargo, el colapso de Lehman Brothers de 600.000 millones de dólares dio lugar a muchos más problemas financieros y legales, y sus efectos se prolongaron en el tiempo.

No obstante, los 600.000 millones de dólares que ha perdido el mercado de las criptomonedas se han hecho notar en los ahorros de los inversores, quienes creían plenamente en esta “nueva clase de activos”, y han dado lugar a una mayor dependencia en las instituciones centralizadas - lo que el bitcoin pretendía eliminar - con el fin de solucionar los problemas del sector.

Todo el mundo desea que los reguladores castiguen a los estafadores, Wall Street está siendo presionado para vender criptomonedas como un producto de jubilación, y los odiados bancos de inversión se han convertido en creadores de mercado.

El proceso de quiebra de Lehman Brothers está lejos de haber llegado a su fin. Del mismo modo, todavía no sabemos adónde ha ido a parar todo el dinero del mercado de las criptomonedas. Más de 900 criptomonedas ya son consideradas “muertas”, lo que significa que los inversores que habían invertido en ellas lo han perdido todo. Sin embargo, sus fundadores podrían acabar consiguiendo beneficios.

Además, muchas startups siguen intercambiando criptomonedas por dólares y euros, presionando los precios. El análisis de sus activos, realizado la semana pasada por la empresa de investigación Diar, demostró que el volumen de ethereum en las cuentas de startups en septiembre había disminuido desde los 9,7 millones hasta los 3,4 millones de dólares, o 685,8 millones de dólares.

El bitcoin todavía existe, y su valor actual es de unos 6.400 $. Los partidarios dirán que eso es seis veces más que el precio de principios de 2017, por lo que su fin no está cerca.

Sin embargo, no cabe duda de que algo ha muerto. Durante la última década, hemos sido testigos de muchas tecnologías que podrían socavar la capacidad de los bancos para ganar dinero; basta con echar un vistazo a la empresa de pagos Adyen NV. Actualmente, su capitalización de mercado supera a la del Deutsche Bank. Sin embargo, los que esperaban que el décimo aniversario del bitcoin fuera mucho más dulce que el colapso de Lehman han resultado estar equivocados.

Fuente: Bloomberg

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar