12 amenazas a su cartera de criptomonedas
Página principal Finanzas, Inversión en criptomonedas
Tema de actualidad
14 de Octubre de 2018
1380 1k

Le contamos qué cosas podrían salir mal con su cartera de criptomonedas para que pueda protegerse de ellas.

1. Phishing y credenciales de pago falsificadas

Imagine que está transfiriendo algunas monedas a uno de sus amigos. Usted copia la dirección de su cartera, pero un malware oculto en su ordenador reemplaza la dirección en el último segundo. No todos los usuarios son lo suficientemente precavidos como para comprobar las direcciones, especialmente si tenemos en cuenta que se trata de largas cadenas de números y letras.

Un ejemplo diferente es las estafas de phishing u suplantación de la identidad. Un atacante podría fácilmente clonar la página web de una plataforma de intercambio o de una cartera y hacerse con las contraseñas de sus usuarios. A diferencia de la banca tradicional, que cuenta con controles y seguros para proteger los fondos de sus clientes, los usuarios de criptomonedas están totalmente desprotegidos. Además, por regla general, los bancos pueden cancelar las transferencias fraudulentas antes de que sea demasiado tarde, algo que no puede hacerse con las monedas virtuales.

2. Hackeo de pasarelas de pago

En junio del año pasado, el popular servicio de carteras Ethereum Classic empezó a desviar fondos de las carteras de sus clientes. Los hackers habían logrado engañar al proveedor de hosting para que este pensara que eran los verdaderos propietarios del dominio, por o que pudieran introducir un código que interceptó las transacciones.

Afortunadamente, los hackers cometieron un error crítico y acabaron siendo descubiertos, aunque consiguieron robar 300.000 dólares en tan solo unas horas. Sin embargo, el robo podría haber sido mucho mayor.

Los bancos también se enfrentan a las mismas complicaciones que los servicios de carteras y los intercambios en lo que respecta a la seguridad, por lo que hay varios casos en los que los hackers han logrado robar todos los fondos de los bancos.

3. Dirección incorrecta

Las criptomonedas tienen algunos inconvenientes, por lo que sus usuarios deben extremar la precaución. Por ejemplo, un error que los usuarios pueden cometer al transferir fondos es escribir mal la dirección o enviar el dinero a una dirección diferente.

Cuando los usuarios de ethereum introducen toda la dirección excepto el último carácter, la cantidad completa podría desaparecer para siempre. En ese caso, también puede suceder que los fondos sean enviados al destinatario previsto, pero la cantidad se duplicaría por 256.

Una de las ventajas del bitcoin sobre el ethereum es que este comprueba si la dirección introducida existe. Sin embargo, esto no impide que los usuarios cometan un error tipográfico y puedan acabar perdiendo todos sus fondos.

4. Perder el archivo que da acceso a la cartera

Otro de los riesgos a los que se enfrentan los usuarios de criptomonedas es el de perder su cartera. No se trata de una cartera que pueda guardar en su bolsillo, sino de un archivo que guarda en su ordenador. La mayoría de los usuarios suelen guardar este archivo, imprescindible para poder acceder a sus fondos, en su ordenador, lo que hace que sea vulnerable a los ataques de los hackers o a la rotura del disco duro.

El problema de perder el archivo de la cartera podría evitarse haciendo varias copias de seguridad de sus claves secretas, o comprando una cartera USB. Por lo general, el almacenamiento en carteras frías suele estar destinado a grandes inversores.

Cómo almacenar bitcoins: Aprenda a elegir y proteger su monedero

En comparación con el dinero descentralizado, la seguridad del sistema bancario tradicional es mucho mejor actualmente. Sería difícil encontrar una institución que no emplee medidas de seguridad para mantener a buen recaudo los fondos de sus clientes. Funcionalidades como la autenticación de dos factores y las contraseñas de un solo uso también ayudan en gran medida a evitar problemas a los bancos.

5. ICOs fraudulentas

La llegada de las ICOs ha permitido a los fundadores de startups recaudar grandes cantidades de fondos tan solo con la ayuda de una conexión a Internet.

El problema de las ICOs es que el mercado está totalmente desregulado. El blockchain del ethereum, en el que se celebran la mayor parte de las ofertas iniciales de monedas, no cuenta con garantías ni formas para que los inversores obtengan una evaluación de a cuánto riesgo se están exponiendo. Lo único que pueden hacer es evaluar la reputación de los fundadores y esperar que sus inversiones acaben proporcionándoles beneficios.

Tal y como sucede en el mundo real, la mayoría de las startups de criptomonedas no funcionan. El hecho de tener una buena idea no significa que pueda crear un negocio rentable. Además, los fundadores pueden simplemente hacerse con los fondos de los clientes y desaparecer para siempre, algo bastante fácil gracias al anonimato que ofrecen las criptomonedas.

6. Direcciones de usuario falsas

Cuando una ICO es lanzada, esta publica en su página web una dirección a la que los inversores pueden enviar dinero, abriendo así una importante vulnerabilidad que puede ser explotada por los hackers. Por ejemplo, en una ocasión, un atacante logró acceder a la página web de una ICO durante el período de recaudación de fondos. El hacker cambió la dirección de la empresa por la suya propia. En tan solo 2 horas, consiguió robar 8 millones de dólares. La empresa llegó incluso a advertir a los inversores de que la dirección era falsa, pero estos siguieron enviando sus fondos, lo que ayudó al hacker a hacerse con 2 millones adicionales.

7. El blockchain del bitcoin está perdiendo atractivo

A mediados de 2017 se implementó unfork que dividió al bitcoin en dos - el bitcoin y el Bitcoin Cash. Esta actualización tenía como objetivo mejorar la capacidad de la red y la velocidad de las transacciones, reducir las comisiones y acelerar el ritmo de adopción de la tecnología.

Pero, ¿qué pasaría si el blockchain no atrae a nuevos negocios? Actualmente existen más de 150 empresas que trabajan con el blockchain del ethereum y los contratos inteligentes. Estos contratos ayudan a verificar y negociar cada una de las transacciones realizadas, lo que constituye una clara distinción de la red bitcoin. Si más personas deciden usar el blockchain del ethereum en detrimento del protocolo del bitcoin, el precio de la criptomoneda podría desplomarse.

8. Las grandes empresas dejan de aceptar criptomonedas

Durante los últimos dos años, una gran cantidad de importantes empresas han empezado a aceptar el bitcoin y otras monedas como forma de pago. Algunos inversores consideran la aceptación de estos tokens como una prueba de su legitimidad en el mercado así como una buena razón para comprarlos mientras su precio siga siendo bajo.

Sin embargo, esto podría acabar desilusionando a los inversores. Si el bitcoin mantiene su volatilidad característica, hay muchas posibilidades de que las empresas se nieguen a aceptar la moneda virtual. Uno de los obstáculos que se interponen en el uso del bitcoin como medio de pago son sus largos plazos de liquidación, lo que significa que su valor podría caer en picado antes de que la transacción sea completada.

La adopción insuficiente de las monedas virtuales, incluyendo el bitcoin, es otro factor que podría afectar negativamente a la cartera de un inversor.

9. Regulación

Japón empezó en marzo de 2017 a aceptar las monedas como medio de pago válido, y CME Group anunció que empezaría a ofrecer futuros de bitcoin. Estos dos anuncios contribuyeron a que estas monedas se consideraran un instrumento de inversión y una forma de licitación.

Sin embargo, en octubre, China y Corea del Sur prohibieron las ICOs, y China incluso llegó a prohibir los intercambios de criptomonedas nacionales. Las acciones de estos gobiernos y naciones demuestran que juegan un papel esencial en la salud y longevidad de los tokens, por lo que cualquier decisión puede afectar de forma positiva o negativa a su precio.

10. Ataques a intercambios

Los hackeos no son nada nuevo en el mundo de las criptomonedas y ya han ocurrido en bastantes ocasiones en el pasado. Hace tan solo cuatro años, el intercambio Mt. Gox, que gestionaba más del 75% del volumen total de transacciones de bitcoin, fue hackeado. Mt. Gox tuvo que declararse en bancarrota, y declaró que 6.900 millones de dólares en monedas habían sido robados, así como sus activos en efectivo. Pasó bastante tiempo hasta que el mercado logró recuperarse, ya que el precio del bitcoin se desplomó un 80%.

Actualmente nos encontramos con una situación similar con Bitfinex. El intercambio procesa aproximadamente el 50% de todas las transacciones de bitcoin. Si Bitfinex fuera hackeado, esto desestabilizaría el mercado, afectando significativamente al precio de las criptomonedas.

11. Las llamadas de margen desestabilizan las monedas

Cuando CME Group propuso lanzar los futuros de bitcoin para 2018, el optimismo en torno al bitcoin no podría haber sido mayor. Esta decisión fue considerada como un gran avance para las personas que trabajan en Wall Street, así como para los entusiastas de las criptomonedas. Los futuros de bitcoin permitirían al sector financiero poseer una participación en bitcoin sin la necesidad de tener que comprar la criptomoneda en los intercambios descentralizados. Varios analistas creen que este lanzamiento podría ayudar a reducir la volatilidad de la moneda.

La negociación de futuros de bitcoin permitirá a Wall St. apostar y protegerse contra el bitcoin por primera vez en la historia. También permitirá a las personas de cualquier educación financiera pedir prestado con margen y negociar con posiciones cortas. Esto podría ser extremadamente arriesgado, ya que el bitcoin es conocido por su volatilidad.

El mayor riesgo es que el precio del bitcoin se desplome o se dispare, ya que esto podría desencadenar una gran cantidad de llamadas de margen que podrían desestabilizar el valor de la moneda. A diferencia de otras formas de inversión, el bitcoin es el primero de su clase, por lo que no existe ninguna forma de encontrar un precedente o de fijar un límite de margen aparte de la pura especulación.

12. Falta de confianza en la criptomoneda

La falta de confianza en el mercado podría hacer que el valor del bitcoin y otras criptomonedas se desplome. Desde su creación, los inversores han sido en gran medida responsables de controlar el valor de la moneda. En comparación con las empresas de inversión de Wall Street, los inversores particulares se dejan llevar por sus emociones a la hora de tomar decisiones, lo que puede llevarles a tomar decisiones arriesgadas y no calculadas.

La mayor parte de las variaciones de precio del bitcoin se deben a las decisiones emocionales de los inversores, quienes suelen comprar y vender la criptomoneda cuando cunde el pánico.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar