Cómo aprender a ahorrar dinero: 7 pasos
Página principal Finanzas, Finanzas personales

Instrucciones para los que no tienen ni un céntimo en su cuenta de ahorros.

Todo el mundo sabe que tener un colchón financiero es de vital importancia. Sin embargo, no todo el mundo tiene uno. Si tú tampoco tienes ahorros, sigue un plan para crearte un fondo de emergencia con estos conejos de un planificador financiero.

1. Analiza tus gastos mensuales

Antes de poder planificar cuánto dinero destinar a tu fondo de emergencia, debes analizar tus finanzas. “Las buenas finanzas personales giran en torno a una práctica clave: la preparación”, ha dico Andrew Westlin, consejero financiero de Betterment. “En general, es una buena idea tener un mínimo de tres a seis meses de gastos mensuales cubiertos en tu fondo de seguridad”.

Este afirma que el fondo debe estar formado por al menos la cantidad mínima de dinero con la que podrías sobrevivir durante un mes, incluyendo todos tus gastos básicos, como vivienda, servicios públicos, pagos de préstamos, alimentos, ropa, transporte y seguro de salud.

“Sumar esos gastos te dará una buena base para saber con con cuánto dinero necesitas empezar en un fondo de emergencia”, dijo Westlin.

2. Calcula cuánto tiempo necesitarías para encontrar otro trabajo

Perder tu trabajo podría ser una de las razones por las que podrías tener que vivir de tu fondo de emergencia.

“En el caso de que pierdas tu(s) fuente(s) principal(es) de ingresos, necesitas una idea de cuánto tiempo podrías estar sin esos ingresos”, dijo Westlin. “Una forma de calcular cuánto podrías necesitar es multiplicar tus gastos mínimos mensuales por tu período de reempleo - el número de meses que necesitarías para encontrar un nuevo trabajo”.

3. Ponte un objetivo mensual

Es de vital importancia fijarse objetivos y entrar en una rutina de ahorro. “Una vez que tengas una idea de tus gastos, considera lo que necesitas hacer para ahorrar (al menos) esa cantidad cada mes”, dijo Westlin. "Esto te dará el hábito de ahorrar regularmente, haciendo que la tarea sea mucho más fácil”.

4. Reduce al menos un gasto innecesario

Te guste o no, probablemente gastas demasiado dinero en determinadas áreas de tu vida, como pedir comida para llevar, comer fuera con demasiada frecuencia o algún otro pasatiempo caro.

“Considera comer fuera un día menos o no tomar café antes del trabajo todas las mañanas”, aseguró Westlin. “Añade el dinero ahorrado de ese gasto directamente a tu fondo de emergencia, porque cada dólar cuenta”.

5. Determina el mejor tipo de cuenta para tu fondo de emergencia

Aunque puede ser tentador que tu fondo de emergencia forme parte de tu cuenta de ahorros diaria, Westlin te aconseja que no lo hagas.

“Un fondo de emergencia debería estar separado de la cuenta bancaria diaria, de modo que no se tenga la tentación de recurrir a los fondos con regularidad”, dijo. “Para algunos, esta podría ser una cuenta de ahorros de alto rendimiento”.

Westlin también desaconseja mantener tu fondo de emergencia en efectivo, ya que pierdes poder adquisitivo con el tiempo debido a la inflación. “Al invertir estos ahorros de emergencia, se puede participar en las ganancias del mercado y mitigar el riesgo de inflación”, dijo. “Por supuesto, hay que considerar el riesgo de mercado, así que si decides invertir tu fondo de emergencia, te recomendamos que añadas un 30% a tu saldo objetivo para tener en cuenta las fluctuaciones del mercado”.

6. Configura transferencias automáticas

Es posible que ya hayas automatizado tus cuentas, así como el dinero que se destina a tus ahorros de cada nómina, por lo que automatizar el dinero en tu cuenta de ahorros para emergencias también tiene sentido desde el punto de vista financiero.

“La automatización es tu amiga cuando ahorras”, dijo Westlin. “Utiliza una aplicación de ahorro online, ya que estas te permiten establecer reglas para las transacciones que haces y hacer transferencias automáticas en tu nombre”.

7. Asegúrate de que el dinero sea accesible

Tu fondo de emergencia no debe ser muy accesible, pero tampoco debe estar en una cuenta a la que no puedas acceder.

“Aunque no deseas utilizarlo con regularidad, tu fondo de emergencia debe estar en una cuenta a la que puedas acceder con unos días de anticipación”, dijo Westlin.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis