3 acciones que debería comprar antes de finales de año
Northrop Grumman
Página principal Finanzas, Mercado de EE. UU., Finanzas personales

Las disputas entre demócratas y republicanos ejercen una gran influencia sobre las empresas estadounidenses. ¿Y si usted pudiera beneficiarse de ellas? Preste atención a las acciones de estas empresas.

Si está buscando formas de ganar dinero en el mercado estadounidense, busque la infraestructura y la defensa.

Los demócratas y los republicanos están de acuerdo en un número muy reducido de temas, pero ambos creen que los puentes, las carreteras y las centrales eléctricas se han deteriorado, y es hora de invertir en ellos.

¿Qué pasa con la defensa? Los medios de comunicación no dejan de publicar historias sobre la reticencia de los demócratas a ampliar el presupuesto del Pentágono.

Lo curioso es que las acciones de defensa se dispararon durante los años que Obama pasó en la Casa Blanca, incluyendo entre noviembre de 2008 y noviembre de 2010, cuando los demócratas disfrutaban de una mayoría tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado. Y los precios de las acciones siguieron subiendo cuando Trump fue elegido presidente del país en 2016.

Es posible que piense que estas acciones están sobrevaloradas en estos momentos. Y claro, algunos se han adelantado. Sin embargo, las dos acciones que quiero mostrarle a continuación siguen siendo gangas, lo que nos proporciona una segunda oportunidad de obtener beneficios.

De hecho, le diré algo mejor: se salvará. Porque otros países (principalmente China) siempre están experimentando con nueva tecnología, como armas hipersónicas, y Estados Unidos siempre tendrá que mantenerse al día.

Dos innovadores desconocidos

Todo esto es una buena noticia para Northrop Grumman (NYSE: NOC) y Raytheon (NYSE: RTN).

Estas dos empresas no son los típicos fabricantes de armas que se dedican a la fabricación de tanques, camiones y aviones de la vieja escuela para el Tío Sam y sus amigos.

Es posible que se esté preguntando por qué estoy entusiasmado con 2 acciones con unos rendimientos corrientes insignificantes de alrededor del 1,7%. Pero como he escrito antes, si desea invertir a largo plazo, lo que importa es el crecimiento de los dividendos, ya que un pago creciente es un factor crítico en los precios de las acciones.

Gracias a este enorme crecimiento, si usted hubiera comprado acciones de Northrop hace 10 años, su inversión le estaría proporcionando un rendimiento del 12%, mientras que en el caso de Raytheon ascendería hasta el 7,3%. Además, debe esperar que estas cifras sigan creciendo, incluso si el gasto en defensa disminuye ligeramente. Northrop paga tan solo el 39% del flujo de caja libre (FCF) y el 29% de las ganancias como dividendos, con ambos muy por debajo de mi “zona segura” de alrededor del 50%. El crecimiento de los pagos de Raytheon también está bloqueado, con un 53% del FCF y un 39% de las ganancias.

Ambas empresas también superaron con creces las expectativas durante el tercer trimestre. ¿Cuál debería ser su próximo movimiento? Mantener estas acciones hasta que sus precios se disparen.

Volviendo a la infraestructura

Cuando se trata de infraestructura, lo que no queremos hacer es invertir nuestros ahorros en las empresas más populares, ya que sus acciones están enormemente sobrevaloradas.

Tomemos por ejemplo, Caterpillar (NYSE: CAT), que podría beneficiarse si Trump y los demócratas elaboran un plan de infraestructura. El problema es que CAT es un 60% más volátil que el mercado: el coeficiente beta de 5 años para sus acciones es de 1,6.

El coeficiente beta se organiza de la siguiente forma: si es igual a 1, esto significa que las acciones de la empresa fluctúan más o menos junto con el mercado. Si es mayor, entonces la volatilidad es mayor, y viceversa. (Los índices beta de NOC y RTN son de 0,83 y 0,84, respectivamente).

Tan solo hay que echar un vistazo al comportamiento de las acciones de CAT durante el último año y a lo mal que lo están pasando sus inversores.

Y todo esto por un insignificante dividendo del 2,5%.

Esto nos lleva a Reaves Utility Income Fund (AMEX: UTG), una forma más conservadora, menos volátil ( con un beta de 0,45) y diversificada de invertir en infraestructura.

Este fondo se centra en los servicios públicos tradicionales y las telecomunicaciones, con casi toda su cartera en EE. UU., aunque también tiene cierta exposición a empresas internacionales de primera categoría, como la dominante canadiense de telecomunicaciones BCE Inc.

Cada uno de estos holdings es una vaca lechera que seguirá entregando dinero a los inversores, independientemente de la política de Washington. UTG paga actualmente un llamativo 6,5%, paga unos dividendos mensuales y recientemente ha aumentado su tamaño.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar