8 señales de que no estás preparado para abrir tu propio negocio
Página principal Estilo de vida, Consejos, Crecimiento personal

A pesar del éxito empresarial de la era de Silicon Valley, no todo el mundo es apto para tener un negocio propio, y no hay ningún problema en ello.

“Abrir y hacer crecer un negocio requiere mucha energía. Es muy arriesgado”, dice Rani Langer-Croager, cofundador de Uptima Business Bootcamp.

No debes avergonzarte si eres más feliz como empleado, ya que algunas personas no tienen una mentalidad emprendedora. Aunque puedes desarrollar rasgos empresariales, tu negocio tendría que ser algo “que no puedas dejar de hacer”, según Langer-Croager.

Desde cuestiones de apetito de riesgo hasta asuntos de finanzas personales, Langer-Croager comparte ocho señales de que tu mejor opción es seguir en tu trabajo actual, al menos de momento.

1. Tienes poco apetito por el riesgo

Esta es la dura realidad a la hora de lanzar un negocio: alrededor del 70% de las nuevas empresas no existen 10 años después, según Fundera.

Incluso si tu producto o servicio es fantástico, existe una serie de inconvenientes a los que podrías tener que enfrentarte, desde quedarte sin dinero hasta quedarte sin energía. Para hacer frente a este riesgo, “todo empresario debe abordar este tema con su propio cronograma”, y tener en cuenta cuándo espera que la empresa empiece a cosechar beneficios.

Esta línea de tiempo debería estar “ligada a tu propio bienestar financiero”, dice Langer-Croager. En otras palabras, calcula cuánto tiempo puedes permitirte el lujo de que tu negocio crezca sin obtener nada a cambio, sabiendo que existe la posibilidad de que tu empresa nunca obtenga beneficios. Hacerlo “facilita un poco la gestión de ese riesgo”.

2. Tienes una “mentalidad de escasez”

“Las personas que tienen una mentalidad de escasez piensan que no hay suficientes oportunidades o recursos para ellos”, dice Langer-Croager. Esto puede dar lugar a una sensación de desesperación que puede llevarte a buscar vías que perjudiquen tu negocio, en lugar de esperar mejores oportunidades. Esta es una trampa incluso para los dueños de negocios experimentados durante los períodos de inactividad, dice.

“Trabajar en tu propia relación con el dinero y saber que esa relación puede estar profundamente arraigada” puede ser necesario para eliminar este obstáculo para convertirte en tu propio jefe, según Langer-Croager.

La actitud es más importante que el CI

3. Necesitas beneficios rápidos

Tan solo el 40% de las startups obtienen beneficios y que el 82% de los fracasos de las pequeñas empresas están relacionados con problemas de flujo de caja.

Pueden pasar años hasta que tu negocio sea lo suficientemente rentable como para pagarte un salario digno, señala Langer-Croager. “Si estás intentando hacer dinero rápidamente, esto va a poner una gran presión sobre el negocio que no va a permitir que crezca de la manera en la que necesita crecer”, dice.

¿Cómo puedes comenzar a ganar dinero rápidamente?

4. No entiendes los números de tu negocio

Es de vital importancia para un empresario entender las finanzas de su negocio, dice Langer-Croager. Si no estás controlando tus finanzas, podrías perderte pistas importantes de que necesitas ajustar tu plan basándose en el rendimiento real en lugar de en el proyecto.

“Si no haces bien ese trabajo de backend financiero”, dice, “esto podría dar lugar a que tomes decisiones basándote en tus emociones en lugar de decisiones informadas”. Y eso podría ser un desastre para tu empresa.

5. No tienes un plan de negocios

La investigación del Panel Study of Entrepreneurial Dynamics II de la Universidad de Michigan respalda el argumento de que un buen plan de negocios aumentará las posibilidades de que tu startup siga con vida.

“Te animo a que, si acabas de abrir un negocio, hagas una prueba de mercado y luego crees un plan”, dice Langer-Croager. Incluso si ya has empezado tu negocio, no es demasiado tarde para crear un plan que te dará una hoja de ruta sobre cómo lograr tus metas y cumplir con tu misión, dice.

6. No has probado tu idea de negocio en el mercado

Una encuesta de CB Insights sobre el “fracaso de las startups" ha descubierto que la principal razón que suele provocar el cierre de las empresas es un producto sin mercado.

“Puedes gastar mucho tiempo, esfuerzo y dinero creando algo que no va a ser adoptado en el mercado”, dice Langer-Croager, así que asegúrate de investigar sobre el mercado antes de lanzar tu producto.

Esto podría significar cualquier cosa, desde estudios de mercado hasta pruebas de marketing, pasando por algunos prototipos, o la ayuda de un mentor con experiencia en tu sector.

7. No estás dispuesto a salir ahí fuera y comercializar tu idea

Si conoces a alguien que dirija su propio negocio, probablemente les hayas oído quejarse del marketing, una de las tareas menos favoritas de muchos propietarios de negocios.

“Este negocio es personal, así que realmente te estás poniendo a ti mismo ahí fuera” cuando tienes que promocionarte, dice Langer-Croager. No puedes superar tu miedo a ser visto y convertirte en un defensor de tu negocio, el espíritu emprendedor probablemente no es lo tuyo.

8. Intentas hacerlo todo tú solo

“Llega un momento en el que, para hacer crecer el negocio, es necesario contratar a gente para poder delegar actividades que te hacen perder tu preciado tiempo”, dice Langer-Croager.

Intentar hacerlo todo tú solo puede frenar el crecimiento de tu negocio al negarte recursos en un momento crítico, cuando puedes necesitar contratar empleados.

23 consejos de Richard Branson para alcanzar el éxito
Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar