Cómo aprovechar el día al máximo
Andreas Klassen/Unsplash
Página principal Estilo de vida, Consejos, Crecimiento personal

Te contamos cómo optimizar tu día para convertirte en un profesional de alto rendimiento.

Robin Connelley y John Stanton son dos exitosos inversores de capital de riesgo que lanzaron en 2007 una empresa de inversión centrada en el negocio de la sostenibilidad. En un campo que comprendía mucho estrés, poco descanso y una constante presión para obtener mejores y mayores resultados, se encontraron agotados, descontentos y frustrados con su realidad cotidiana.

“Me di cuenta de que mi vida ya no era mía. Siempre había trabajo. Me despertaba pensando en el trabajo. Me iba a la cama pensando en el trabajo. ¿Y con qué fin? La vida de los inversores de capital de riesgo no es saludable. Hay gente que se encuentra bajo una presión tan inmensa que no se cuida a sí misma, que sufre una ruptura emocional en algún momento y de alguna manera lo destruye todo. Sabíamos que algo tenía que cambiar”, dice Stanton.

Connelley y Stanton cofundaron en 2013 Chōsen Experiences, una empresa de optimización de estilo de vida, como una forma de cambiar los estilos de vida que vivían y respiraban todos los días en el mundo del capital de riesgo. Estos son cuatro aspectos fundamentales de la optimización del estilo de vida que Chōsen cree y enseña en cada experiencia, principios que pueden ayudar a cualquier empresario de alto rendimiento.

1. Vive la vida de acuerdo a tus verdaderos valores

Tomarse el tiempo para clasificar realmente tus prioridades en la vida, y luego establecer un marco para vivir de acuerdo con esos valores, es esencial para un estilo de vida optimizado. Los que lo hacen son más felices, más sanos y rinden mejor todos los días.

“Esforzarse por no juzgar, comprometerse con el aprendizaje continuo y examinar genuinamente el tipo de relaciones que uno quiere tener consigo mismo y con los que lo rodean no son cosas fáciles de hacer”, afirma Connelley. “La sociedad te dice que seas ingenioso, que seas un productor, que tengas éxito monetario. Esos no son valores”.

¿Cuándo fue la última vez que pasaste tiempo fijando metas? No metas para tu negocio, sino metas para ti mismo. Metas que te hacen analizar tu salud, tu estado físico, tus relaciones, tu crecimiento personal, tu estado mental. Objetivos que van más allá de las cifras y las estadísticas.

Tómate tu tiempo para examinar estas áreas no comerciales de tu vida. Verás que al hacerlo, y luego al medir tus acciones diarias de acuerdo con estos objetivos, te sentirás mejor, más motivado y más animado para seguir adelante y trabajar más duro por las cosas que realmente importan.

15 formas de ser más productivo y gestionar mejor tu tiempo

2. Mantente conectado a tu cuerpo

“Despertarte y considerar cómo se encuentra tu cuerpo, lo que eso significa, y luego poder hacer una evaluación de lo que necesitas hacer para cuidarte ese día es lo que debes hacer para estar conectado a tu cuerpo”, comparte Connelley. “Hacer ese compromiso a primera hora de la mañana y seguir adelante puede cambiar toda la trayectoria de tu día”.

Independientemente de si se trata de moverte durante dos minutos, de hacer un entrenamiento completo, de hacer una visita a un fisioterapeuta o de simplemente tomarte un día para descansar, comprobar cómo se encuentra tu cuerpo, hacer ese compromiso y seguir adelante es esencial. Enfrentarte a la realidad de forma sincera, hacer una elección consciente y actuar en consecuencia es lo que te ayudará a aumentar tu productividad y efectividad.

No se trata solo de movimiento físico. La nutrición también juega un papel importante. Es importante saber cómo reacciona tu cuerpo a ciertos alimentos y saber lo que necesita para alimentarse para un funcionamiento óptimo.

3. Mantente en contacto con tus emociones

Connelley y Stanton recomiendan un enfoque de PPI para cada día, y a menudo para cada segmento del día. Presencia, propósito e intención (PPI) significa que te tomas tiempo para respirar y reconocer el momento presente, haciendo todo lo que está a tu alcance para centrarte en eso, y solo en eso. Significa claramente tener y establecer un propósito para ese momento, ya sea una reunión, una cena o un período de relajación. Y luego establecer una intención para ti en esa situación.

Hacer esto, junto con los otros elementos de un estilo de vida optimizado, permite a los individuos y a los equipos tomar decisiones más tranquilas y consideradas de una manera no emocional y no reaccionaria. No es una sorpresa que Connelley y Stanton a menudo trabajen con juntas directivas, equipos organizativos o grupos empresariales para sacar a relucir esta toma de decisiones más rápida.

4. Establece conexiones saludables con una comunidad de individuos de ideas afines

Es probable que hayas escuchado el dicho de que eres la media de las cinco personas con las que pasas más tiempo. Pero, ¿has pensado conscientemente quiénes son estas personas? Rodearse de otros que se han tomado el tiempo para examinar sus valores, conectarse con su cuerpo y estar en contacto con sus emociones produce una comunidad con la que se pueden hacer rebotar ideas, recolectar retroalimentación, intercambiar ideas y reunir diferentes perspectivas. Y también es una comunidad que te mantendrá a raya cuando intentes desviarte de tus valores.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar