Por qué debes invertir en tus empleados para asegurar el futuro de tu negocio
Página principal Estilo de vida, Consejos, Carrera y negocios

Cultivar cuidadosamente el capital humano con enfoques reflexivos para el bienestar, la comunicación abierta y los vínculos con la comunidad en general es esencial para asegurar el éxito futuro de tu negocio.

Un lugar de trabajo sin burocracia y con unas reglas y política poco escritas es una utopía. Sin embargo, los líderes empresariales de hoy en día están empezando a prestar más atención a sus empleados. Los líderes inclusivos quieren saber cómo trabajan los miembros de su equipo y cómo responden a su entorno, desde las interacciones humanas hasta la cultura corporativa.

Ahora más que nunca, los líderes deben comprometerse e invertir en sus empleados. En mayo del año pasado, la empresa consultora Work Institute publicó el Informe de Retención 2018. Según este, 42 millones de empleados, uno de cada cuatro, tenían la intención de dejar sus empleos a finales de año, lo que le costaría a los empleadores alrededor de 600 millones de dólares.

El Instituto de Trabajo de EE. UU. también ha pronosticado que esos costes anuales ascenderán hasta los 680.000 millones de dólares para 2020. Los líderes de empresas siempre han creído que la mayoría de los empleados dejan sus trabajos actuales básicamente porque han encontrado unos puestos mejor pagados. Sin embargo, el informe de retención ha descubierto otras cuestiones subyacentes y coherentes: oportunidades de desarrollo profesional, equilibrio entre el trabajo y la vida privada y una gestión deficiente.

En total, el informe del Instituto de Trabajo ha identificado 50 razones importantes por las que las personas deciden dejar su trabajo. Estas razones han sido agrupadas en 10 categorías, siete de las cuales pueden ser evitadas por los líderes empresariales. Estas son las 4 primeras:

  • La imposibilidad de crecer en un trabajo y en la carrera (21%);
  • Mejor equilibrio entre el trabajo y la vida privada, incluida la flexibilidad horaria (13%);
  • Jefe poco profesional o poco solidario (11%);
  • Cuestiones de salud personal o familiar (9%).

La rotación de los empleados es costosa. El ciclo de vida de los empleados abarca la publicidad, la contratación, la formación y la pérdida de productividad. Las empresas que no inviertan proactivamente en su mano de obra verán aumentar estos costes. Los salarios del personal, las prestaciones y los entornos de “ayúdenme a crecer” son un buen comienzo para aumentar el capital humano. Sin embargo, los líderes también deben gastarse dinero en el desarrollo de sus trabajadores. Estas son cinco maneras en las que las empresas pueden invertir en el éxito de sus empleados y disfrutar de un negocio más sostenible.

1. Cultiva una cultura de honestidad

Los comunicadores expertos tienen poder. La falta de comunicación cuesta dinero y compromete los resultados finales. Un informe de International Data Corporation ha descubierto que las grandes empresas estadounidenses y británicas (las que tienen 100.000 o más empleados) pierden una media de 62,4 millones de dólares al año cada una debido a malentendidos entre los empleados, desinformación o falta de confianza.

Una mala comunicación es la decisión consciente de un líder de no mejorar. Estos malos jefes podrían pensar que no tienen tiempo suficiente para hacer frente a las comunicaciones de los empleados. Tal vez crean que los trabajadores harán sus propias interpretaciones sin importar el mensaje.

Los líderes del futuro deben crear una cultura de honestidad. El flujo de información veraz dentro del entorno fomenta conversaciones valientes. Es de vital importancia comunicarse para que el mensaje se alinee con los valores del negocio, cale en el equipo e inspire a la acción.

2. Comprende que el todo es mayor que la suma de sus partes

Las empresas de bienestar corporativo ofrecen una serie de programas destinados a proteger la salud de los empleados y aumentar su rendimiento. Cada vez más empresas lanzan programas y recursos innovadores destinados a mejorar el bienestar financiero, la salud mental, la nutrición, el movimiento, la atención, el sueño y el control del estrés de sus empleados.

3. Alimenta tu alma

Ofrecer tiempo como voluntario para ayudar a otro ser humano contribuye a un bien mayor. Esa es la razón por la que participar en la comunidad es una excelente forma para que los empleados se sientan conectados a algo más grande que ellos mismos.

Las personas que participan en actividades de responsabilidad social corporativa tienden a estar más involucradas en su trabajo, a tener opiniones más positivas sobre sus compañeros de trabajo y a tener niveles más altos de cumplimiento laboral.

El compromiso de una empresa con la comunidad y la responsabilidad social crea un entorno que marca la diferencia en las vidas de sus empleados, ayuda a crear un sentimiento de lealtad hacia la empresa y puede afectar a la capacidad de la organización para atraer y retener a los mejores profesionales.

4. Realiza un análisis FODA

Dar prioridad al desarrollo profesional añade credibilidad a una marca, aumentando la comerciabilidad tanto dentro como fuera de la empresa. Los líderes pueden realizar una autocomprobación a través de un análisis FODA: fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas.

Luego, los ejecutivos de la empresa pueden elaborar un plan que utilice los resultados FODA para desarrollar metas a corto y largo plazo, cultivar la propiedad individual, fomentar la rendición de cuentas y hacer que los empleados individuales se pregunten: “¿En qué situación me encuentro en estos momentos, dónde quiero estar y cómo puedo conseguirlo? Los controles mensuales son valiosos para hacer un seguimiento de los objetivos, alimentar conversaciones valientes y revisar el progreso para lograr mejoras continuas.

5. Reconoce que el capital humano es el recurso más escaso de una empresa

El éxito de cualquier organización radica en la felicidad, la competencia y la experiencia de las personas que trabajan en ella. Lo más transformador que una empresa puede hacer por su gente es invertir en la creación de entornos de trabajo que fomenten una inspiración intrínseca. Un empleado inspirado es más del doble de productivo que un empleado satisfecho.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar