¿Qué implica delegar responsabilidades? 3 cosas que debes saber
Página principal Estilo de vida, Consejos, Carrera y negocios

La delegación de tareas y responsabilidades suele ser la mejor opción, pero si se hace de manera prematura o imprudente, puede acabar convirtiéndose en un desastre total.

Delegar responsabilidades en las empleados capaces suele ser la mejor opción para la mayoría de empresarios. A veces, sin embargo, puede acabar siendo un desastre. Únicamente conociendo en profundidad tu producto y tu equipo conseguirás la comprensión necesaria para liderar y motivar a las personas que trabajan para ti. De esta manera, cuando llegue el momento de delegar responsabilidades, no te arriesgarás a delegar tareas a la persona equivocada simplemente porque ya habrás trabajado junto a esa persona y eres consciente de sus fortalezas y debilidades.

Estas son tres cosas que debes hacer antes de delegar tus tareas y responsabilidades en los demás.

1. Participa desde el principio

Durante los primeros momentos de una startup, antes de que esta haya lanzado siquiera un producto, es importante que los fundadores se involucren en cada tarea. Incluso después de que la empresa haya ganado algo de impulso, los fundadores deben estar presentes durante las revisiones regulares de rendimiento y estar al tanto de la salud financiera de la empresa.

En cualquier startup tecnológica, al menos uno de los fundadores debe participar regularmente en el desarrollo y las pruebas de los productos. En resumen, los líderes deben saber lo suficiente acerca de sus empresas para poder asumir temporalmente cualquier cargo en el caso de que esto sea necesario en algún momento.

En 2016, Render Media fue una de las empresas de más rápido crecimiento de EE. UU. Al final, un cambio en los algoritmos de Facebook obligó a cerrar la startup, pero su éxito inicial se atribuyó en gran medida al estilo de gestión práctico de sus fundadores.

Su director ejecutivo, Vic Belonogoff lo demostró haciendo de todo, desde escribir y publicar contenido, hasta aprender a usar Drupal, pasando por el tráfico de anuncios, lo que le permitió ganarse el respeto de sus empleados y mantener los costes bajo control conforme la empresa crecía.

2. Escucha a tus empleados

Si tus empleados te dicen que no deberías estar trabajando en una tarea en particular, eso es una señal. Tu equipo a menudo te dará pistas si piensa que estás intentando abarcar demasiado; en ocasiones pueden ser incluso demasiado directos. Sea como sea, no los ignores. En su lugar, busca maneras de ayudarlos a hacer la tarea por sí mismos.

Majid Al Futtaim posee y gestiona más de 20 centros comerciales en todo Oriente Medio, incluyendo uno de los más grandes del mundo, el Mall of the Emirates. Este se da paseos por cada uno de esos centros comerciales todas las semanas, prestando atención a la cantidad de bolsas que llevan los compradores y a las compras que llevan en ellas.

3 formas en las que los verdaderos líderes inspiran y mantienen a sus empleados

Esto le permite darse cuenta de cosas que sus empleados no pueden hacer, y redirigir su enfoque, si es necesario.

Independientemente de si eres un gerente intermedio o el director ejecutivo de la empresa, debes ser consciente de que “delegar” no significa tener menos responsabilidades. En su lugar, el objetivo es que dediques tu preciado tiempo a las responsabilidades que realmente merecen la pena.

3. Conoce tu valor

Al decidir si debes dedicar horas a una tarea en particular, puede ser útil conocer el valor monetario de tu tiempo. Determina cuánto vale tu tiempo - 150 $ por hora, por ejemplo - y luego decide si otra persona podría hacer la misma tarea y lograr los mismos resultados por menos dinero. Si es así, delega ese trabajo.

Naturalmente, siempre querrás hacer las cosas que te gustan hacer. Sin embargo, ponerle un precio real a tu tiempo puede ayudarte a entender lo que cuestan esas horas y puede ser de vital importancia para tu éxito como fundador.

Existe una interesante calculadora creada por una organización llamada Clearer Thinking que te ayuda a sopesar todas las variables y determinar el valor real de tu tiempo más allá del simple salario. En última instancia, el viejo dicho es cierto: el tiempo es oro. No deberías desperdiciar ninguna de las dos cosas.

12 maneras de renovar tu autoestima

Vamos a aclarar una cosa: No eres un empresario si delegas la mayoría o todas tus tareas importantes. Un empresario es, por definición, alguien que constantemente se ensucia las manos resolviendo problemas.

La delegación es solo un medio para deshacerse de tareas menos centradas en tus capacidades básicas como fundador para que puedas concentrarte en las cosas en las que puedes darlo todo.

Delegar demasiado pronto y delegar las tareas equivocadas es en realidad más perjudicial para tu negocio que no delegar. Los empresarios más exitosos, incluido Musk, lo saben muy bien. Por lo tanto, delega, pero con cabeza.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar