Las 5 mayores estafas con tarjetas de crédito y qué puedes hacer para protegerte
Página principal Estilo de vida, Consejos

Las estafas con tarjetas de crédito no son algo que vayan a desaparecer pronto, sin embargo, un poco de atención y precaución pueden ayudarte a protegerte.

Conforme cambian los tiempos, la tecnología de las tarjetas de crédito hace lo propio. Sin embargo, si bien los cambios suelen traer beneficios, estos también proporcionan a los estafadores y a los ladrones de identidades más herramientas para saltarse las medidas de seguridad.

Por suerte, existen muchas formas de evitar el robo de identidades por medio de estafas con tarjetas de crédito. Para que puedas saber a qué te enfrentas, estas son cinco de las estafas más comunes con las que te puedes encontrar en estos momentos.

1. Skimming de tarjetas de crédito

En qué consiste la estafa: Si buscas en Internet "skimming de tarjetas de crédito", lo más probable es que te encuentres con varias noticias recientes de estafas de este tipo. Esta estafa se produce cuando los ladrones instalan en los lectores de las tarjetas un dispositivo de skimming diseñado para leer y almacenar ilegalmente la información de las tarjetas de crédito. Por lo general, estos son utilizados en zonas públicas, como gasolineras o cajeros automáticos de tiendas.

Las tarjetas de crédito con chip suelen estar protegidas ante este tipo de estafa, sin embargo, no están totalmente a salvo de la pérdida de fondos. Los dispositivos shimming - una versión actualizada del típico dispositivo skimming diseñado para robar la información de tarjetas con chip - se han convertido en un tema de actualidad, ya que pone claramente de manifiesto la capacidad de los ladrones de adaptarse a las nuevas medidas de seguridad. Además, las tarjetas con chip suelen tener una banda magnética, lo que significa que siguen siendo vulnerables a los ataques skimming.

¿Por qué necesitas un hacker (y cuánto valen sus servicios)?

Solución: Examina cualquier lector público de tarjetas que utilices. Si este presenta señales de manipulación, no lo uses. ¿No tienes claro si ha sido manipulado? Vigila de cerca la actividad de tu cuenta después de la transacción. Ponte en contacto con el emisor de tu tarjeta inmediatamente y cancélala si detectas algo fuera de lo normal.

2. La estafa del teléfono

En qué consiste la estafa: Las tácticas de estafas por teléfono varían, pero suelen tener algo en común: están diseñadas para que parezcan lo suficientemente urgentes y fiables como para que proporciones información confidencial. La tecnología moderna permite a los delincuentes falsificar el número de teléfono de cualquier entidad, como un banco o una empresa de confianza, lo que hace que sea mucho más importante estar protegido cuando se responde a una llamada. Algunos estafadores llegan incluso a llamar a sus víctimas falsificando los números de teléfono de las fuerzas de seguridad.

Solución: En primer lugar, sé consciente de que la gran mayoría de las entidades legítimas no van a solicitarte que hagas un pago por teléfono. Esto es particularmente cierto cuando se trata de agencias gubernamentales, como la policía. Si tienes dudas durante una llamada, di que te gustaría volver a llamar a través de la línea directa oficial. Cualquier titubeo es una clara señal de que están intentando estafarte.

3. Suplantación de identidad (phishing)

En qué consiste la estafa: El phishing se refiere a correos electrónicos fraudulentos enviados para obtener información personal confidencial, como números de seguros sociales o detalles de pago. Los correos electrónicos de phishing suelen conectar con páginas web aparentemente legítimas en las que las víctimas introducen esta información. Las estafas de phishing específicas a las que hay que prestar atención incluyen, entre otras, correos electrónicos que te piden que resuelvas un problema con tu tarjeta de crédito o estafas de soporte técnico en las que el correo electrónico indica que una cuenta determinada será desactivada si no inicias sesión para confirmar tu información.

Solución: Defiéndete del phishing de la misma manera en la que lo harías con una llamada fraudulenta. No introduzcas información confidencial en ninguna página web a menos que estés seguro de que es segura. Si tienes dudas sobre un correo electrónico, comunícate con el remitente utilizando un correo electrónico de su página web oficial. No deberías tener problemas para ponerte en contacto con el servicio de atención al cliente.

4. El típico robo de tu correo

En qué consiste la estafa: Los ladrones roban cartas para acceder a información confidencial que podría ser utilizada para abrir tarjetas de crédito. Podrías estar particularmente en riesgo si recibes extractos de cuenta bancarios y de tarjetas de crédito en papel, que a menudo incluyen números de cuenta y otros detalles que es mejor mantener en privado. Desafortunadamente, esta estafa es bastante común.

Solución: A estas alturas, esto debería sonarte familiar: presta atención a tus informes de crédito y cuentas financieras para identificar cualquier tipo de actividad anormal lo antes posible. Si recibes cartas con información confidencial con frecuencia, hazte con un apartado de correos o un buzón con llave para defenderte de posibles ladrones. Intenta reducir también la cantidad de correo en papel que recibes. Casi todos los bancos envían información de las cuentas por correo electrónico para reducir el desperdicio de papel, y estos correos pueden ser igualmente beneficiosos para tu tranquilidad.

5. Estafas en redes WiFi públicas

En qué consiste la estafa: Nunca es una buena idea iniciar sesión en una cuenta bancaria o realizar una transacción financiera en un punto de acceso público Wi-Fi no seguro. Los sitios web con certificados HTTPS, que están marcados como seguros, protegen tu información con encriptación, pero cualquier página web cuyo dominio empiece con HTTP pone toda la información que envías al descubierto.

Otra estafa común relacionada con las redes Wi-Fi consiste en que los hackers crean un punto de acceso Wi-Fi con un nombre similar al de un hotspot oficial con el fin de engañar a los visitantes. Estos puntos de acceso suelen ser configurados para que el hacker pueda ver la información que se desplaza entre los dispositivos conectados y el punto de acceso.

Solución: No te conectes en tus bancos ni en tiendas online en redes públicas. Asimismo, consulta con un empleado para asegurarte de que estás conectado al punto de acceso adecuado. ¿Necesitas hacer frente a un gasto urgente? Considera la posibilidad de utilizar una tarjeta de crédito virtual. Esencialmente se trata de una alternativa desechable a tu tarjeta de crédito real, pero sin poner en riesgo los detalles de tu cuenta.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar