Qué hacer cuando te das cuenta de que odias tu trabajo y necesitas hacer un cambio drástico
Página principal Estilo de vida, Carrera y negocios

Estas son cuatro cosas que debes hacer ahora si te gustaría hacer la transición a una nueva carrera pronto pero todavía no estás listo para abandonar tu trabajo actual.

La mayoría de los trabajadores no están comprometidos en el trabajo. Más de la mitad de los trabajadores están buscando activamente un nuevo trabajo, o al menos están atentos a otras oportunidades.

Si eres uno de esos trabajadores insatisfechos con su trabajo actual, no todo está perdido, no tienes por qué seguir ahí para siempre. Aunque es probable que no desees abandonar tu trabajo de inmediato si todavía no tienes nada entre manos, hay algunos pasos que puedes seguir para aumentar las posibilidades de encontrar un nuevo empleo. Estas son cuatro cosas que debes hacer ahora si te gustaría hacer la transición a una nueva carrera pronto pero todavía no estás listo para abandonar tu trabajo actual.

1. Averigua qué es lo que no te gusta de tu trabajo actual

Antes de que empieces a pensar en buscar un nuevo trabajo, necesitas averiguar qué es lo que no te gusta de tu puesto actual. Analizar los problemas de tu trabajo puede ayudarte a concentrarte en nuevas oportunidades que realmente te harán más feliz. Si no te gusta el trabajo, por ejemplo, ese es un asunto diferente que si odias trabajar para una gran empresa y preferirías un negocio más pequeño.

10 secretos para encontrar un trabajo que te guste

Al dedicarle tiempo a este análisis interior, podrás reducir significativamente las posibilidades de que cualquier cambio de carrera que hagas te lleve a un trabajo diferente que tampoco te guste.

2. Ponte serio con el networking

El networking se ha convertido en una de las formas más fáciles para encontrar trabajo - y el momento perfecto para construir tu red es mientras todavía estás trabajando. Cuantas más personas conozcas ahora, mejor será tu situación cuando empieces a buscar trabajo en serio. Y, si has trabajado en la construcción de tu red desde el principio, antes de que empieces a buscar otras oportunidades, habrás establecido relaciones con más personas en tu sector, lo que significa que no tendrás que empezar a llamar a personas a las que no conozcas cuando comiences tu búsqueda.

Por qué trabajar más tiempo no te hace más productivo

Conforme explores las oportunidades de establecer contactos, asegúrate de crear un perfil en LinkedIn, de unirte a grupos online y de aprovechar las redes sociales. La gran mayoría de los empleadores - alrededor del 84% - utilizan las redes sociales para reclutar candidatos, y el 82% de los empleadores lo hacen principalmente para buscar candidatos pasivos que aún no están buscando trabajo activamente.

Si llevas a cabo tu labor de networking de forma correcta, existe la posibilidad de que recibas ofertas de trabajo incluso antes de que empieces a buscar un nuevo empleo.

3. Actualiza tu currículum

Si no has trabajado en tu currículum en un tiempo, ahora es el momento de hacerlo. Piensa cuidadosamente en los logros profesionales actuales que deseas destacar y comienza a construir una lista de éxitos que puedas compartir con tus posibles empleadores.

Asegúrate de que su currículum sea corto - no más de una o dos páginas - y de que contenga únicamente tu experiencia laboral más relevante. Los empleadores reciben muchos currícula y no tienen mucho tiempo para leerlos detenidamente, por lo que el tuyo debe destacar entre el resto.

4. Empieza a ahorrar algo de dinero para la transición a tu nuevo trabajo

Cambiar de trabajo casi siempre da lugar a que pierdas un mes de sueldo, incluso si tienes la suerte de encontrar un nuevo puesto relativamente rápido. Es posible que el pago de la nómina de tu nuevo empleador no coincida perfectamente con el de tu antiguo trabajo, o que haya algún retraso en el papeleo que haga que recibas tu sueldo más tarde. Por lo tanto, contar con algo de efectivo para este periodo de transición es realmente útil.

Si empiezas a buscar trabajo mientras todavía estás trabajando, también existe la posibilidad de que tu empleador actual se entere y decida echarte antes de que hayas encontrado algo. No cabe duda de que deseas contar con un colchón financiero por si esto acaba sucediendo. Alternativamente, también existe la posibilidad de que decidas abandonar tu trabajo actual antes de iniciar tu búsqueda si crees que no tendrás tiempo para acudir a las entrevistas. En esta situación, un poco de dinero ahorrado te vendrá de perlas.

Cuanto más dinero tengas ahorrado, menos problemas tendrás para dedicarle el tiempo que necesites a encontrar tu trabajo perfecto en lugar de tener que aferrarte a la primera oportunidad que te surja porque te estás quedando sin efectivo.

Sé estratégico a la hora de considerar nuevas oportunidades

Renunciar a tu trabajo sin una red de seguridad es bastante peligroso, como lo es buscar un nuevo trabajo mientras aún estás trabajando. Sin embargo, al seguir estos cuatro pasos, podrás aumentar las posibilidades de encontrar una nueva oportunidad rápidamente y asegurarte de contar con un colchón financiero que te ayude a salir adelante si te tiras algún tiempo sin cobrar.

No te limites a vivir con un trabajo que no te guste - empieza a ser proactivo hoy mismo pensando en lo que quieres en tu próxima posición, construyendo una sólida red profesional y preparando tu currículum. Con suerte, podrás encontrar nuevas y emocionantes oportunidades y tendrás un nuevo trabajo antes de que te des cuenta.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar