7 formas de hacer frente a los conflictos en el trabajo
Página principal Estilo de vida, Carrera y negocios

Te contamos cómo reducir la tensión y el conflicto en el trabajo.

En mi primer trabajo después de la universidad me encontré con un gruñón.

Era el tipo de persona que te arruina el día si le das la oportunidad. Se las arregló para establecer un tono negativo en casi todas las interacciones. Este fue un tema de conversación en mi equipo. Todas las mañanas, caminaba junto a Bella (así vamos a llamarla) y sentía cómo su energía me afectada negativamente.

Así que decidí probar algo nuevo, en parte por desesperación y en parte para ver qué pasaba. Iba a contrarrestar su comportamiento con una positividad abrumadora.

Todas las mañanas, durante una semana, la saludaba con palabras del tipo: "¡Buenos días, Bella! ¿Cómo te va? ¡Me encantan esos zapatos!" La primera vez, parecía sorprendida. Pero poco a poco, se iluminó y finalmente empezó a tratarme con amabilidad. Esto hizo que mis compañeros de trabajo sintieran curiosidad. "¿Por qué Bella está siendo amable contigo?", preguntaban.

Mi decisión de ser amable con Bella fue un riesgo que mereció la pena asumir. Me puse en una situación vulnerable - si su comportamiento no hubiera cambiado, podría haberme hecho daño. Sin embargo, a través de la bondad, fui capaz de cambiar su actitud hacia me. Al final acabamos siendo amigas. Resulta que Bella era inteligente y divertida.

A través de esta experiencia, aprendí que aunque no es posible cambiar a la gente, en algunas ocasiones es posible sacar su mejor parte a través de tu comportamiento.

Con el paso del tiempo, he aprendido algunas formas de reducir la tensión y el conflicto en el trabajo. Sigue leyendo para averiguar cuáles.

1. Construye tu capital personal de antemano para que cuando surja un conflicto, la gente te dé el beneficio de la duda

Deberías hacerlo de todos modos, porque eres una buena persona. Es lo correcto y hace que el trabajo sea divertido.

Cómo trabajar con un idiota: Qué hacer si te toca un compañero de trabajo imbécil

Sin embargo, lo mejor viene a continuación. Las relaciones positivas preexistentes son especialmente útiles en tiempos difíciles. ¿Sabes que cuando confías en alguien, no lees sus mensajes en un tono negativo, pero si no confías en él, es posible que sí lo hagas?

Haz el esfuerzo de conocer a la gente fuera del trabajo. Apréndete los nombres de los hijos de tus compañeros de trabajo. Recuerda que un ser querido ha sido operado. Pregúntales sobre sus vacaciones, o propón salir a tomar café o comer fuera del trabajo. Cuando las cosas se pongan difíciles, te alegrarás de haberlo hecho.

2. Ten siempre una buena intención

Nueve de cada diez veces, la gente está intentando hacer lo correcto, aunque no lo parezca. Por lo tanto, no te apresures en sacar conclusiones precipitadas cuando alguien cometa un error o haga algo que te moleste.

Por ejemplo, si me entero de que no se me ha informado sobre algo, me digo a mí mismo que es probable que esa persona se haya olvidado de contármelo. Cuando das por hecho que la gente no te está engañando a propósito, esto cambia tanto tu perspectiva como la forma en la que hablas con otras personas.

3. Cuando haya tensión, acaba con ella directamente

Es ingenuo pensar que nadie tiene malas intenciones. Cuando te encuentres con una persona así, asegúrate de tratar la situación de forma rápida y directa.

En una empresa para la que trabajé, un día un empleado estaba sacando fotocopias cuando pasó un jefe y le dijo que más le valía hacer menos copias o tendrían que cortar algunas cabezas. Me pareció un comentario un tanto desafortunado, así que se lo hice saber en privado.

A veces, las personas difíciles simplemente necesitan un recordatorio, en privado, de que sus palabras y acciones pueden ejercer un gran impacto en los demás. El lenguaje es poderoso, por lo que es necesario elegir las palabras con mucho cuidado.

4. Cuando sientas un conflicto, hazle frente en persona

Si alguien te envía un correo electrónico en el que puedas sentir cierta incomodidad o desacuerdo, dirígete directamente a la persona que te lo ha enviado. Si eso no es posible, llámale por teléfono.

9 errores que debe evitar en el trabajo

Resulta mucho más fácil resolver un problema en persona que a través de canales digitales. Una de las mejores formas de calmar una situación de tensión es con una voz cálida y amistosa.

Es posible que creas que hacerlo en persona te hará perder más tiempo, sin embargo, estás equivocado, ya que es mucho más rápido resolver un problema en persona que a través de un correo electrónico.

5. Usa emoticonos

No, no quiero que vuelvas a usar el móvil como cuando estabas en el instituto. Sin embargo, cuando no puedas ofrecer una sonrisa real, tu mejor aliado es un emoticono.

Echa un vistazo:

"¿Puedes enviarme ese informe, por favor?"

"¿Puedes enviarme ese informe, por favor? :)"

¿A que te resulta más agradable el segundo mensaje. No los uses demasiado, pero úsalos.

6. No cotillees

Aunque puede resultar tentador, ¿te sientes bien contigo mismo después de chismorrear sobre alguien?

Es de vital importancia que seas consciente de cuándo se está hablando sobre las habilidades de un compañero simplemente por cotillear o para intentar mejorar su rendimiento. Si estás señalando cualidades negativas, debes centrarte en cómo puedes ayudar a esa persona o a la dinámica del equipo a mejorar.

Además, si cotilleas con un compañero, es probable que estos también se pregunten si cotilleas sobre ellos con otras personas.

7. Si sabes de antemano que una situación va a ser difícil o desagradable, intenta ser alegre y amable

Intenta ser amable, incluso cuando te resulte difícil. Así es como me sentí el primer día que saludé a Bella con una simpatía forzada.

Al interactuar con alguien desagradable, como Bella, es normal sentirte tenso. Sin embargo, debes intentar algo diferente. En lugar de rebajarte a su nivel y comportarte de forma desagradable, ayuda a esas personas con alegría.

Aunque cambiar a las personas difíciles no es posible, sí que puedes intentar sacar lo mejor de ellas con tu mejor comportamiento.

Cuando te encuentres con las situaciones más difíciles o con las personas más duras, dale una oportunidad a la amabilidad. Si lo intentas, verás cómo eres capaz de conseguir algo que parecía imposible.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar