4 trucos de las personas de éxito para aumentar su rendimiento durante los viajes
Página principal Estilo de vida, Carrera y negocios

Puede que seas un consultor internacional que viaja, como mínimo, 150 días al año o un director ejecutivo con muchos empleados que está siempre viajando. Sea cual sea el caso, los viajes de negocios son una una necesidad para ti.

De acuerdo con un estudio llevado a cabo por la Asociación Global de Viajes de Negocios (GBTA), en asociación con InterContinental Hotels Group, el año pasado se realizaron 66 millones de viajes únicamente para realizar proyectos (que representan el 12% de todos los viajes de negocios en Estados Unidos). En ese mismo estudio, el gasto en viajes de negocios basados en proyectos alcanzó los 45.400 millones de dólares.

Esto es solo una pequeña fracción del rompecabezas de los viajes de negocios. Los viajes de negocios han llegado para quedarse y no van a dejar de crecer debido a que el mundo de los negocios se está globalizando.

Dicho esto, el hecho de viajar no tiene por qué hacerte que te sientas cansado, que dejes de seguir tus hábitos saludables y que pierdas rendimiento. Sigue estas cuatro estrategias para que tus viajes de negocios sean saludables y tu rendimiento no se vea afectado.

1. Prepara tu equipo de herramientas de descanso y energía

Uno de los aspectos más difíciles de viajar es el hecho de estar lejos de casa. Piensa en ello como en los equipos de fútbol que no juegan fuera tan bien como en casa. Esto se debe simplemente a que, en casa, la comodidad, la familiaridad y la rutina ejercen un papel positivo en ti.

Sin embargo, viajar tiene el efecto totalmente contrario.

Reglas del hombre moderno para viajar en avión

Uno de los primeros pasos para dominar los viajes de negocios es hacerte con un kit viaje. Empieza por preguntarte, "¿qué elementos clave necesitaré para sentirme mejor?" Estas son algunas ideas:

  • Una máscara de ojos.
  • Tapones para los oídos o auriculares con supresión de ruido para el avión.
  • Algo para ponerte en el avión.
  • Gafas de bloqueo azul.

Estos son artículos indispensables. Piensa sobre estos pequeños pero valiosos objetos que te ayudarán a estar más cerca de casa mientras viajas.

2. No te tomes dos "comidas malas" seguidas

Es comprensible. Viajar te expone a nuevos alimentos y dulces que no puedes conseguir en casa. Aunque el hecho de probar la comida local de los sitios a los que viajas es una buena idea, debes ser consciente de que la comida desempeña un papel esencial en los niveles de energía, tanto mental como física.

Aquí es donde se aplica la regla de que no debes tomar dos "comidas malas" seguidas. ¿Qué son "malas comidas"?

Dos cosas: alimentos que simplemente no sueles comer así como los alimentos que sabes que no tienen cabida en tu dieta. Este tipo de comidas es diferente para cada uno de nosotros, ya que todos tenemos unos hábitos alimenticios diferentes.

Esta regla te ayudará a mantener tus hábitos y mentalidad saludables al mismo tiempo que te permite disfrutar de los sabrosos platos de tu nueva ciudad. Si te olvidas por completo de tus hábitos saludables y te dedicas a comer comida mala, cuando vuelvas a casa tendrás verdaderos problemas para retomar tu rutina.

3. Presta atención a la hora de llegada

La luz es de vital importancia para los seres humanos, ya que nos ayuda a saber la hora que es.

A la hora de dormir, el aumento de la exposición a la luz durante la noche no nos viene bien debido a que suprime la melatonina (es decir, la hormona del sueño). Sin embargo, durante las primeras horas de la mañana y de la tarde, la luz siempre es bienvenida. La exposición estratégica a la luz también es útil para ayudarte a adaptarte a tu nueva zona horaria, especialmente si viajas a través de múltiples zonas horarias.

4. Organiza y confirma los detalles cotidianos de la vida

Muchos agentes causantes de estrés provienen de las pequeñas actividades cotidianas de la vida. Al viajar, asegurar todas esas cosas de antemano puede hacer maravillas para tu psique mental y emocional.

Algunas de estas cosas son tu plan de ejercicios y tu horario de trabajo diario. Crea un plan de contingencia para algunas de las situaciones más comunes que podrían ponerle trabas a tus planes.

Por último, llega un día o dos antes de la gran presentación o evento para el que estás viajando. Esto permite que tu cuerpo se adapte y encuentre equilibrio.

Los viajes de negocios son valiosos para crear nuevas oportunidades, forjar nuevas relaciones, y aumentar tus ingresos. Sin embargo, para asegurarte de aprovecharlos al máximo, tómate tu tiempo de antemano para crear una estrategia efectiva para tu viaje.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar