Encuentra tu pasión viajando
Página principal Estilo de vida, Crecimiento personal, Viajes

Quedarte sentado en el sofá de tu casa no te va a permitir descubrir nuevas experiencias.

Mucha gente afirma que para desarrollar una carrera a largo plazo, necesitas "seguir tu pasión". Sin embargo, ¿cómo puedes hacerlo si todavía no has descubierto lo que realmente te apasiona? Pocos de nosotros nacemos conociendo nuestra verdadera vocación. Descubrirlo requiere un poco de experiencia de vida. Viajar puede ser una poderosa puerta para descubrir tus verdaderas pasiones, ya que te expone a diferentes ideas y culturas que pueden despertar la inspiración y el interés en el mundo.

Estas son algunas formas en las que viajar puede ayudarte a encontrar tu pasión.

1. Cambia tu rutina

La rutina no tiene por qué ser algo malo de por sí. De hecho, el éxito suele ser el resultado de la rutina. Sin embargo, puede ser un equilibrio difícil. También puede resultar fácil caer en la rutina cuando se hacen las mismas cosas en los mismos lugares todos los días. Y cuando te encuentras dentro de una rutina, sentir pasión por algo es verdaderamente difícil. Viajar te obliga a cambiar tu rutina. Cuando te encuentras en un lugar nuevo, te ves obligado a atravesar diferentes calles, coger diferentes medios de transporte, probar nuevas comidas y probablemente hacerle frente a problemas con el idioma.

En última instancia, esto es algo bueno. Cambiar de rutina puede ser algo positivo. Cuando te encuentras en un estado mental más receptivo, resulta mucho más fácil conectar con las cosas que inspiran pasión dentro de ti.

2. Te recuerda lo pequeño que eres

Caer en la trampa de pensar que el mundo gira a tu alrededor puede resultar bastante fácil. El peligro que entraña esta forma de pensar es que cosas relativamente pequeñas como una revisión de rendimiento en el trabajo o una presentación chapucera pueden afectarte demasiado. Viajar puede ayudarte a cambiar tu perspectiva. Cuando te encuentras con cosas tan grandes como el Gran Cañón o la impresionante majestuosidad del Taj Mahal, resulta inevitable pensar lo triviales que son tus preocupaciones diarias. Esto no significa que debas dejar de preocuparte, sin embargo, este cambio de perspectiva puede ayudarte a empezar a pensar en cosas más grandes e importantes.

Cómo viajar y que te paguen por ello

3. Te expone a nuevas ideas

Cuando viajas, te expones a diferentes culturas, puntos de vista, arquitectura y formas de vida, entre otras cosas. La naturaleza expansiva de los viajes puede ayudarte a sintonizar con tu pasión. ¿Cómo? Por un lado, puede ayudarte a cuestionarte el status quo de las cosas. Al observar el mundo, puedes hacerte una mejor idea de lo que te inspira o de los cambios que te gustaría ver.

4. Mejora tus habilidades de comunicación

Los viajes te obligan a ser creativo en lo que a comunicación respecta. Por ejemplo, ¿cómo puedes pedir una ensalada en Grecia si no tienes ni idea de griego? ¿O cómo puedes moverte por el metro de Tokio si no entiendes japonés? Necesitas salir de tu zona de confort, pedir ayuda e interactuar con otras personas para resolver estos pequeños conflictos de comunicación.

A pesar de las barreras del idioma, es posible que descubras que en realidad mejora tu capacidad de comunicación. La mejora de la comunicación te ayuda a conectar mejor con los demás. Conectar con la gente puede ayudarte a tomar nuevas direcciones en tu carrera que a su vez pueden ayudarte a conectar con lo que despierta la pasión dentro de ti.

5. Te brinda un mayor sentido de gratitud

Los viajes pueden ayudar a mejorar tu sentido de gratitud de varias formas. Por ejemplo, si viajas a un país menos desarrollado, es posible que te encuentres muy agradecido por los productos y servicios que sueles dar por sentado en tu país. Incluso si visitas una ciudad grande y bulliciosa, puede que te sientas agradecido de volver a casa y verte rodeado de paz y tranquilidad.

Cómo viajar por el mundo sin dejar tu trabajo

Una "actitud de gratitud" te servirá de muchas maneras en tu carrera, e incluso puede ayudarte a encontrar tu pasión. Cuando ves el mundo a través de un sentido de apreciación, eres más receptivo a nuevas ideas y a probar nuevas cosas.

6. Te abre la mente

Uno de los impedimentos para encontrar la propia pasión es la falta de exposición a las cosas que nos apasionan. Los viajes ayudan a expandir tus horizontes. Los viajes te abren al mundo, y esto puede recordarte todas las posibilidades que hay en él.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar