10 hábitos que te garantizan una carrera de éxito
Página principal Estilo de vida, Carrera y negocios

Algunos de los consejos son: controlar tu tiempo, ser flexible y nunca deja de hacer networking.

Nos guste o no, pasamos gran parte de nuestro tiempo trabajando. La mayoría de nosotros pasamos más de 2.000 horas al año haciéndolo. Por lo tanto, si estás empezando tu carrera o no estás satisfecho con tu carrera actual, es posible que estos 10 hábitos básicos te sean útiles para encontrar tu trabajo ideal.

1. Sé consciente de lo que quieres

Asegúrate de tener claro lo que quieres hacer con tu carrera. Dilo en voz alta y cree en ello. Escríbelo en un trozo de papel y ponlo en un lugar donde puedas verlo a diario.

2. Lleva un control de cómo pasas el tiempo

Anota cómo pasas tu tiempo. Encuentra las cosas que te distraen o impiden que alcances tus objetivos. Deshazte de lo que no te ayude a ser productivo. Si estás buscando trabajo, piensa en cómo vas a emplear tu tiempo. ¿Cuánto tiempo quieres pasar a diario yendo a entrevistas o atendiendo el teléfono? ¿Cuánto tiempo necesitas para buscar entrevistas? Este enfoque te ayudará a aprovechar cada minuto al máximo.

3. Asegúrate de tener una buena imagen en internet

En el mundo actual, los posibles empleadores así como tus empleadores actuales utilizan internet y las redes sociales para saber más sobre ti. Por lo tanto, hazlo antes que ellos. Busca tu nombre en los buscadores de internet y comprueba que toda la información que arrojan es correcta. Elimina todo lo que no represente realmente quién eres (aunque esto a veces puede ser una tarea difícil).

4. Sé agradecido

Aunque estés haciendo un trabajo que no te gusta o estés buscando un descanso en tu carrera, tómate tu tiempo para sentirte agradecido. Es una buena costumbre que cambiará por completo no solo tu actitud hacia tu carrera, sino también hacia tu persona. Sé humilde y siéntete agradecido por lo que tienes.

5. Sé flexible

Si quieres serle útil a tu jefe, intenta adaptarte a las circunstancias y no te quejes por los cambios de horario o tareas. Esto no le pasará desapercibido a tu jefe. Las personas que aceptan los cambios alegremente suelen verse involucradas en más proyectos y acaban ascendiendo en la empresa.

6. No busques solo aprobación

Si buscas la aprobación de tu jefe, resulta fácil caer en la tentación de olvidar tus creencias o dejar de hacer lo que crees que es correcto. Puede que te sientas inclinado a aceptar las demandas de un posible empleador solo por conseguir el trabajo. Sin embargo, lo mejor que puedes hacer es pensar en las consecuencias de tus acciones. ¿Mejorará el servicio al cliente? ¿Estás dispuesto a trabajar un poco más para cumplir los requisitos? La aprobación es fugaz, pero el impacto no lo es. Así que en vez de preguntarte si lo que has hecho le gustará a tu jefe, pregúntate si es lo mejor que podrías haber hecho. ¿Has provocado un impacto importante en alguna parte del trabajo? Si la respuesta es sí, entonces puedes darte por satisfecho.

7. Llega 30 minutos antes

Al igual que muchos empleados, puedes llegar a la oficina justo a la hora de entrar o puedes organizarte para llegar a la oficina incluso antes que tu jefe. Este es un hábito fácil de crear. Llega a la oficina 30 minutos antes. De esta forma tendrás tiempo de sentarte y reflexionar sobre tus objetivos para el día. Haz una lista de lo que tienes que hacer y establece prioridades. Tu día será menos caótico.

8. No dejes las redes de lado

Incluso si ya tienes trabajo, asegúrate de establecer contactos con amigos y contactos en tu área. Las nuevas oportunidades laborales son más fáciles de encontrar con el boca a boca que en internet. Mantén una lista actualizada de contactos y utiliza las redes sociales para mantener y ampliar tu red.

9. No subestimes los beneficios de tener un mentor

Buscar el consejo de alguien que ya ha trabajado en ese sector es una idea fantástica. Encontrar a alguien que pueda asesorarte sobre los aspectos difíciles de tu carrera tiene un valor incalculable. No pierdas el tiempo buscando nuevas soluciones, simplemente averigua lo que hicieron otras personas que han desempeñado el mismo puesto que tú.

10. Ten en cuenta que nunca acaba

No hay una meta final en ninguna carrera. Siempre hay posibilidades de crecer y expandirse. Una carrera es un viaje, no una forma de llegar a un determinado destino. Siempre habrá otras oportunidades en el horizonte. Sigue aprendiendo siempre que puedas y mantente listo para seguir avanzando.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar