Cómo predecir tu agotamiento y cómo refrescarte
Página principal Estilo de vida, Carrera y negocios

Los espejismos del "éxito" te atraerán para que camines más rápido, sin embargo, internamente estas ilusiones inventadas de metas en las que nos fijamos agotarán la misma energía que sería necesaria para participar en tu propia carrera.

Esto se refiere a la mayoría de la raza humana. Se relaciona con los trabajadores duros. Los apasionados. Los buscadores.

1. Cómo saber cuándo has alcanzado el agotamiento

El agotamiento es una autodestrucción debida a unas expectativas demasiado altas. Es un comportamiento que te hará creer que "trabajar duro" significa que estar ocioso implica un retroceso en el progreso. Te obsesionarás con la idea de un progreso constante y tenderás a olvidar que el progreso es un tren de movimiento lento y constante. Únicamente si te tomas un tiempo para detenerte y observar desde fuera, reconocerás los kilómetros recorridos. Pero si no reconoces estas señales de advertencia, como una colilla de cigarrillo, hacia el final de pitillo, podrías quemarte.

2. El camino hacia el agotamiento (cuando es el momento de hacer una pausa)

En el camino que lleva al agotamiento, te sentirás como un hombre sediento que intenta saciar su sed en el desierto. Los espejismos del "éxito" te atraerán para que camines más rápido, pero internamente estas ilusiones inventadas de metas en las que nos fijamos agotarán la misma energía que sería necesaria para participar en tu propia carrera.

Sé variado. No identifiques la falta de combustible en tu sistema como una señal de que estás trabajando duro. Trabajar duro no equivale a trabajar de forma inteligente.

El agotamiento es un problema real que afecta a los jóvenes profesionales

Trabajar durante horas y añadir tareas en notas post-it que se convierten en una página son solo medios para "mantenerte ocupado" e intentar olvidar el impacto que la sobrecarga continua puede tener en todo el trabajo que has realizado. Intenta encontrar un respiro en forma de gratificaciones y recompensas, pero en el momento en que los espejismos del éxito se alejan cada vez más, ya no es el progreso sino la idea de una imagen fantaseada de progreso que te has esforzado por conquistar. Esta es una receta para el desastre, urdida para uno, y es en este momento donde debes hacer una pausa.

3. Refréscate de tu agotamiento

Si te ocurre esto, haz una pausa y deja lo que estás haciendo para tomarte un tiempo para dormir, hacer deporte, leer o salir con los amigos. Haz cualquier cosa y todo lo que te esfuerzas por conseguir pero en una dosis menor, para que experimentes tu recompensa. Es a través del agotamiento que te darás cuenta de que el mayor activo de tu trabajo eres tú. La mejora del trabajo viene del tiempo, la experiencia y la energía conservada. Un sprint te hace cubrir la distancia más corta cuanto más rápido vayas, pero un maratón te hace cubrir la distancia más veces. Toma tu decisión con sabiduría.

Hay días en los que las cosas no salen como quieres, pero no hay razón para pensar que ese es el final o que necesitas trabajar 10 veces más en ese momento para superarlo.

Las cosas no saldrán como las habías planeado; no saldrán como las habías imaginado. Esto suena desalentador, suena aterrador, pero en gran parte es una parte de nuestra vida que hemos firmado en el momento en el que empezamos a trabajar en algo que nos apasiona. Pretendes caminar hacia una "línea de meta", pero no son líneas de meta. Son caminos para progresar, o una puerta a otro nivel, que te permite seguir adelante y descubrir otro camino hacia otra puerta.

Si estás escuchando música motivacional con la esperanza de prepararte, estás forzando la preparación, y vas a tirar de un músculo en tu mente que provocará el dolor del agotamiento. Cuando todo lo que estás tratando de lograr es el dolor construido por el desarrollo y la fuerza.

Cómo comprender las razones del agotamiento empresarial puede ayudarte a afrontarlo mejor

Levantarte temprano y acostarte tarde es un remedio a corto plazo. Pasarás por esto varios días, pero cuando alguien dice que dormir es para los débiles, entonces no dormir te hará finalmente débil. Es tu elección, pero recuerda que estás en una maratón, no en un sprint.

Y lo que es más importante, en el momento en el que empiezas a valorar lo que quieres por encima de ti mismo, te olvidas de que eres la persona que va detrás de una meta continua. Esta meta no es solo tener éxito. Es crecer, aprender y seguir adelante, así que no valores solo lo que quieres, valora a la persona que va a por ello.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar