¿Qué hacen los empresarios de éxito cada día antes del trabajo?
Página principal Estilo de vida, Carrera y negocios

La mañana es el mejor momento del día. Es una lástima pasarla durmiendo.

Los noctámbulos pueden ser creativos, pero los madrugadores son más ricos y productivos. Los emprendedores que desean triunfar deberían dejar de lado las sesiones nocturnas de brainstorming y levantarse temprano para ayudar a que sus empresas crezcan.

Al levantarme más temprano que la mayoría, tengo tiempo para hacer ejercicio, desayunar y repasar todo lo que he planeado para todo el día. Cuando suene el despertador, levántate. Cualquiera puede ser un madrugador con un poco de práctica. La forma más sencilla de conseguir tu mejor hora para levantarte es retrasar tu alarma 15 minutos cada noche.

Sabrás que has "llegado" a tu hora privilegiada porque harás todas las cosas que quieras antes del trabajo, y ya no te sentirás apurado. Lo importante es cumplir con tu horario, incluso los fines de semana, para que no te salgas de tu ritmo y te cueste llegar al lunes por la mañana.

Las personas con éxito deciden aprovechar las mañanas para hacer las siguientes actividades.

1. Ejercicio

No es necesario que empieces a correr si odias hacerlo, pero un entrenamiento temprano es un buen comienzo para cualquier día. Aprovecha las mañanas para hacer cualquier tipo de ejercicio que te atraiga. Incluso una cantidad moderada de ejercicio diario aumenta la productividad en una media del 21%, según una investigación de la Universidad de Bristol.

2. Aprender algo nuevo

Levantarte antes para trabajar no parece muy divertido. Levantarte para aprender un idioma nuevo, practicar la apertura de cerraduras o leer sobre la historia de la guerra en China puede parecerte más "divertido". Aprovecha tu tiempo matutino para ocupar tu cerebro en algo novedoso que haga fluir tu creatividad antes de dirigirte a la oficina.

La mentalidad que todo empresario debe tener para encontrar mejores oportunidades

3. Hacer crecer su red de contactos

Dedica un tiempo cada mañana a enviar un mensaje amistoso o a compartir un artículo con alguien que te interese o a quien te gustaría conocer mejor. No todo el mundo responderá; no pasa nada. Incluso si solo el 5% de tu alcance resulta en conexiones legítimas, eso sigue siendo 18 nuevas relaciones cada año.

4. Establecer objetivos temporales

En lugar de lanzarte de cabeza al día sin un plan concreto, tómate 10 minutos por la mañana para esbozar los extras que debes añadir a tu agenda del día o de la semana. Esto no sustituye a tu calendario, pero te ayuda a priorizar las tareas que tienes por delante. Si te encuentras constantemente tratando de trabajar en torno a una reunión específica, reprograma esa reunión o elimínala de tu calendario por completo.

5. Apreciar el momento

En la tranquilidad de la mañana, tienes mucha libertad para detenerte y respirar. Reserva un tiempo para limitarte a pensar. Puedes tomarte un momento para pensar en todas las cosas por las que está agradecido antes de empezar a perseguir nuevos objetivos. Practicar la gratitud puede darte más energía, disminuir tu estrés y hacerte más optimista sobre lo que está por venir.

6. Prepararse para sus grandes tareas

Piensa en lo más importante que tienes que conseguir al llegar al trabajo. Tu cerebro tiene más energía por las mañanas, pero si te diriges a la oficina aturdido y desconcentrado, no podrás utilizar ese impulso en tu beneficio. Si te levantas temprano y sigues consejos como estos, podrás llegar al trabajo listo para superar el mayor obstáculo del día.

4 razones por las que los empresarios no deberían trabajar durante los días festivos

7. Pasar tiempo con la familia

Las mañanas no son solo para los negocios. Si pasas más tiempo con tu familia por la mañana, podrás disfrutar de un sinfín de beneficios. Vivirás más tiempo, crearás vínculos más fuertes con tus seres queridos y mantendrás hábitos más saludables. Cuando llegue el momento de estar presente, cuelga el teléfono - ya leerás esos correos electrónicos dentro de una hora - y sumérgete en el momento presente.

Todo esto son pequeñas cosas, pero las personas con éxito aprovechan las rutinas matinales para obtener grandes resultados. A medida que te acostumbres a las mañanas productivas, empezarás a esperar la hora de acostarte para poder empezar el día siguiente renovado y preparado. En poco tiempo, tus buenos hábitos matutinos te ayudarán (y a tu negocio) a alcanzar nuevas cotas.

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar