Por qué el blockchain no va a salvar a Venezuela
MorozkiArt
Página principal Opinión, Blockchain, Criptomonedas

El columnista de Bloomberg Matt Levine nos explica por qué nadie necesita la nueva criptomoneda de Venezuela.

No sé por qué la criptomoneda venezolana el “petro” me molesta tanto. En parte porque se supone que la esencia de las criptomonedas era la descentralización: confiamos en ellas debido a varias certezas objetivas incrustadas en su código fuente abierto, no porque alguna autoridad lo diga. Sin embargo, el petro es justo lo contrario. Por un lado, no se puede confiar en su código; de hecho, ni siquiera el gobierno venezolano sabe cómo funciona del todo.

Los inversores tendrán que pasar por alto la confusión sobre su funcionamiento. El white paper afirma que el petro está construido sobre la red ethereum, mientras que la guía de usuario publicada por el gobierno dice que es sobre la red de NEM.

Otra cosa bastante irritante es que se supone que esta criptomoneda “promueve el bienestar, acercando el poder a la gente”, pero no se puede comprar con bolívares venezolanos. Las razones para ello son obvias: el petro no es una moneda, una criptomoneda o nada parecido, sino una forma de recaudar divisas desde el exterior ahora que Venezuela no puede acceder a los mercados internacionales de deuda debido a las sanciones. Así que el petro no es más que una manera de ocultar nueva deuda internacional detrás de una fina pantalla de blockchain. (Sin embargo, los administradores de sanciones estadounidenses no se van a dejar engañar).

Además, por todas partes he leído que el petro es una criptomoneda “respaldada por el petróleo”. ¿Qué quiere decir eso? En primer lugar: Significa que necesitas confiar en el gobierno de Venezuela para intercambiar petróleo por petros. (Se están intentando construir monedas descentralizadas peg, pero un peg debe ser mantenido por alguien). Obviamente el petro no proporciona ningún beneficio sobre el petróleo. Por lo tanto, el petro no es más que una deuda indizada por petróleo no garantizada de un gobierno que no puede pagar y que ha sido excluido de los mercados internacionales de deuda.

¡Pero es peor que eso! Venezuela ni siquiera promete darle petróleo.

La República Bolivariana de Venezuela garantiza que aceptará petros como forma de pago de impuestos nacionales, derechos, contribuciones y servicios públicos, tomando como referencia el precio del barril de petróleo venezolano del día anterior con un descuento porcentual.

Imagínese que alguien le dijera, sin usar palabras como “cripto” o “blockchain”, que Venezuela estaba planeando emitir una deuda perpetua de cupón cero sin garantía que podría ser usada para pagar impuestos en Venezuela con un valor vinculado al precio del petróleo, pero que los venezolanos no podrían comprar esa deuda.

Creo que estaría bastante claro que no hay argumentos a favor de esa deuda. Los venezolanos que podrían usar la deuda para pagar impuestos no pueden comprarla con sus bolívares. Los extranjeros que pueden comprarla no recibirán nada de ella: no paga intereses y no puede ser canjeada por dinero en efectivo. Es simplemente una broma, un producto para nadie. ¡Pero si añade la palabra “blockchain”, entonces parece otra cosa.

La opinión del autor puede no coincidir con la posición editorial

Fuente: Bloomberg

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar