Opinión: ¿Por qué las criptomonedas no son el futuro del dinero?
Página principal Opinión, Criptomonedas, Blockchain

Mark Wilcox, director técnico de The Distance, habla sobre por qué el blockchain no es la tecnología más prometedora para la inversión.

Las criptomonedas y el blockchain son las tecnologías financieras más utilizadas de los últimos dos años. Si analizara los precios del bitcoin (Bitcoin) y el ethereum (ETH/USD) del año pasado, seguramente llegaría a la conclusión de que hemos sido testigos de la aparición de un nuevo paradigma de dinero. Pero en realidad se trataba de una burbuja especulativa clásica en activos virtualmente no regulados, indistinguible de otras burbujas del pasado.

Mientras tanto, estamos convencidos de que el blockchain permitirá descentralizar completamente la red y las aplicaciones, convirtiéndolas en la base del Internet 3.0. Sin embargo, estas personas están equivocadas: de hecho, el blockchain crea bases de datos distribuidas absolutamente horribles y genera más problemas de los que resuelve. En esta etapa de desarrollo, el blockchain no abre nuevas oportunidades para los consumidores comunes.

No me malinterpreten, creo que el blockchain es una innovación realmente brillante. Resuelve el problema de la confianza distribuida, de modo que las transacciones en una red pueden ser fiables y auditadas sin la necesidad de confiar en un tercero. Estoy convencido de que será una pieza importante de los sistemas futuros de los que depende una gran parte de la población del planeta. La palabra clave en esa última frase es “futuro”.

Casi todos los representantes de la generación actual de proyectos de criptomonedas y blockchain están adelantados a su tiempo. Créanme, poseo gran experiencia en este sentido. En el año 2000, quería escribir una tesis sobre aprendizaje automático. En 2002, desarrollé smartphones. En 2012, creé aplicaciones de realidad aumentada. La tecnología blockchain adolece de un problema similar: esta es una solución brillante para un problema inexistente.

La tecnología acabará madurando con el tiempo, y la industria aprenderá de sus errores y eventualmente empezará a usar esta nueva tecnología como otra herramienta para resolver tareas orientadas al consumidor.

El movimiento de las criptomonedas es fundamentalmente anárquico. Entiendo el creciente deseo de destruir el sistema, que actúa en interés de un círculo limitado de personas elegidas, sin embargo, para ingresar a la corriente principal, el blockchain tendrá que abandonar esta ideología.

Creo que los sistemas blockchain para el mercado de masas tendrán un número limitado de nodos de confianza seleccionados de tal manera que se minimice la probabilidad de colusión entre ellos. Es probable que pasen al menos 12 años antes de que esto suceda.

Esa es la razón por la que el blockchain no ha sido incluido en mi lista de tecnologías prometedoras en las que invertir cuando me convertí en director técnico de The Distance en febrero de este año. Estoy convencido de que en el futuro inmediato, la adopción de aplicaciones móviles para banca, ahorros, seguros, inversiones, etc, aumentará. La popularidad de los pagos móviles también crecerá: los usuarios almacenarán con mayor frecuencia los datos necesarios para los pagos en sus dispositivos.

Por supuesto, esto es menos emocionante que el blockchain, pero las APIs de banca abierta lanzadas en el Reino Unido a principios de este año y las nuevas aplicaciones que permiten crear afectarán a nuestra relación con el dinero mucho más que las criptomonedas durante los próximos cinco años.

La opinión del autor puede no coincidir con la posición de los editores

Fuente: Dot York

Lea también:
Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis