Cómo usar el stop-loss en la negociación de criptomonedas
Página principal Tutoriales, Educación para trading, Criptomonedas

Le contamos qué tipos de stop-loss existen, en qué se diferencian, cómo se aplican y, lo más importante de todo, cuándo.

En un mercado tan inestable como el de las criptomonedas, la tarea más difícil es limitar las pérdidas. Muchos inversores, desafortunadamente, lo han aprendido a partir de su propia experiencia durante la reciente caída del bitcoin. Y parece que la situación no mejora: la criptomoneda está intentando superar la barrera psicológica de los 10.000 $, pero de momento no lo está consiguiendo.

Por suerte, existe una solución a este problema: vender de forma automática cuando la criptomoneda cae a un precio determinado (la función está disponible, por ejemplo, en los intercambios GDAX, Bittrex o Binance). En el lenguaje de los traders, esta opción recibe el nombre de stop-loss.

El stop-loss es una orden para que el broker venda un valor cuando este alcanza un precio determinado. Está diseñado para limitar las pérdidas del inversor. Aunque cuando la mayoría de los inversores hablan sobre el stop-loss tienen en mente una posición larga, también puede proteger una posición corta; en este caso, el activo, por el contrario, se compra cuando su valor aumenta a un nivel determinado.

El stop-loss es muy importante. Vamos a ver diferentes forma de utilizarlo.

  1. Proteger su dinero. En este caso, evitamos la pérdida de la inversión inicial liquidando automáticamente la posición (vendiendo) en cuanto el valor se reduce al precio de compra (o un poco más alto, con comisiones).
  2. Evitar pasar de una mala situación a una situación peor. Aquí estamos hablando de limitar las pérdidas: usted elige un nivel que acepta perder y, por lo tanto, obtiene un margen de maniobra mientras espera que el precio del activo vuelva a subir.
  3. Obtener al menos algunas ganancias. Se puede aplicar cuando espera que los beneficios aumenten pero bajo ningún concepto quiere incurrir en pérdidas.

Sí, los novatos simplemente compran un activo y esperan que el dinero siga ahí al día siguiente. Sin embargo, usted quiere ir un paso más allá, así que vamos a analizar varios métodos para usar el stop-loss.

Stop-loss completo

Este es el tipo más simple de stop-loss. Se trata de una estrategia en blanco y negro: usted se levanta por la mañana y tiene bitcoins (u otra criptomoneda) o no.

Por ejemplo, Juan tiene 1 bitcoin, y le preocupa que durante la noche su precio baje a menos de 9.000 $. Coloca un stop-loss, informando al intercambio de que si el precio cae por debajo de los 9.000 $, venda su bitcoin. La ventaja de este stop-loss es que si el precio realmente cae por debajo de los 9.000 $ y se mantiene así, Juan habrá evitado pérdidas y ahora podrá comprar su bitcoin de nuevo a un precio más bajo.

Desventaja: es posible que el bitcoin caiga por debajo de los 9.000 $, pero luego puede volver a subir por encima. En este caso, resulta que Juan ha sufrido pérdidas (si aún quiere mantener el bitcoin en su cartera).

Stop-loss parcial

¿Cómo puede actuar Juan ante esta situación? Lamentablemente, no existe una solución perfecta, pero sí hay algo que puede hacer: reducir las pérdidas parcialmente. Es decir, cuando el precio caiga por debajo de los 9.000 $, se venderá el 50% del activo.

Si después de la caída el precio sube, por ejemplo, hasta los 10.000 $, Juan todavía tendrá la mitad de su bitcoin y cierta flexibilidad para llevar a cabo transacciones futuras. Por ejemplo, puede comprar de inmediato lo que ha vendido, y el daño será menor que si lo hubiera comprado inmediatamente siguiendo la estrategia del stop loss completo.

Si Juan cree que el precio podría caer aún más, puede vender la mitad restante del bitcoin y luego volver a comprarlo, pero a un precio inferior. En cualquier caso, si utiliza un stop-loss parcial, si el precio retrocede, estará en una mejor situación que con un stop-loss completo.

El problema es que si el bitcoin cae por debajo de los 9.000 $ y se queda en ese precio, Juan se ha deshecho de solo la mitad de sus activos, y ahora tendrá que sufrir pérdidas adicionales, vendiendo lo que le queda a un precio reducido.

Trailing stop-loss

Juan sigue reflexionando: después de todo, el bitcoin podría volver a desplomarse pronto, y debe estar preparado para ello.

Uno de los problemas del stop-loss parcial (y el stop-loss completo) es cómo saber a qué nivel debe aplicarse. Supongamos que el precio actual del bitcoin es de 10.000 $. Juan cree que podría bajar hasta los 8.500 $, y decide establecer un stop-loss en 9.200 $. Por lo tanto, si el precio es de 8.500 $ por la mañana, podrá vender 1 bitcoin por 8.500 $ y ganar 700 $ (o comprar más bitcoin, que seguramente es lo que haría Juan).

¿Pero qué pasa si el precio solo cae hasta los 9.000 $? Esto significaría que el stop loss de 9.200 $ habría sido demasiado bajo y no podría haberse aprovechado de un spread mayor (en este caso, el spread se define como la diferencia entre el precio al que se vendió y el precio actual).

Por lo tanto, con el fin de asumir el control de la situación, Juan decide colocar un stop loss parcial y distribuirlo en todo el rango entre el precio actual y el umbral más bajo de stop-loss en el que iba a abandonar la posición.

De este modo, el hecho de alcanzar todos los stop loss le ayudaría a seguir la estrategia del dollar cost averaging, según la cual el inversor saca dinero poco a poco entre un precio determinado y su precio de salida previsto, en un esfuerzo por aumentar el precio medio al que abandonó el mercado.

Considere nuevamente el escenario anterior: supongamos que el bitcoin vale 10.000 $, y Juan cree que caerá hasta los 8.500 $. Sin embargo, no está completamente seguro de su pronóstico, por lo que preferiría una estrategia más conservadora por si el precio sube o no alcanza este precio. En una situación muy simple, en vez de colocar un stop loss completo de 9.000 $ podría colocar un stop loss para vender 0,2 bitcoins a 9.800 $, y luego otros 0,2 a 9.600 $ - y así sucesivamente hasta llegar a 9.000 $. De esta forma, su precio medio de salida sería 9.400 $ en lugar de 9.000 $. Si el precio se detiene en 9.000 $, todavía ganaría 400 $ gracias al spread en vez de los 200 $ del ejemplo anterior con un único stop-loss.

Qué opción usar

Desafortunadamente, no existe una única respuesta verdadera: depende de muchos factores.

Tenga en cuenta que las fortalezas y debilidades de las tres estrategias se han descrito solo en relación con el escenario dado, y no hemos tocado muchos argumentos a favor y en contra.

Si usted está intentando hacer swing trading o vender en corto en un mercado bajista (algo que es muy arriesgado), todo depende del precio del bitcoin en el futuro próximo.

Preparado por José Rodríguez

Fuente: Medium

Lea también:

Хотите узнать больше о гражданстве за инвестиции? Оставьте свой адрес, и мы пришлем вам подробный гайд

Por favor, describa el error
Cerrar
Cerrar
Gracias por registrarse
Dele a me gusta para que podamos seguir publicando contenidos interesantes gratis